domingo, 12 de julio de 2009

Australia [Alemania]


No, no voy en plan cachondo ni reivindicativo, pero es que hoy, el G.P. de Alemania ha tenido un claro sabor australiano, porque por un lado, Mark Webber ha ganado la primera prueba de su dilatada carrera profesional, y por otro, el ornitorrinco de Fernando se ha mostrado crecidito y capaz de tocarle los pelendengues a los Brawn.

La verdad es que me he divertido mucho. La salida y la primera vuelta han estado marcadas por el hijo de Anthony Hamilton y su hilarante comportamiento, pues ha apretado el botón del KERS para entrar inmediatamente en pérdida. El chaval es grandioso, le dan una oportunidad de hacer el ridículo y no la desperdicia así lo maten, y lo peor es que esta mañana, hablando con Lucio, el propietario del Novelty, le comentaba que el actual campeón del mundo era muy capaz de montarla saliendo desde una posición tan cercana a la cabeza… ¡Y mira tú por dónde va y lo clava, casi como en Fuji el año pasado! ¿Y los comentarios de Pedro tratando de salvar el culo que quien ocupa el asiento que le ha pertenecido siempre? Lo dejo, que ya tendré tiempo de meterme con el primogénito de Anthony para despacharme a gusto.

Fernando ha salido fatal, y los demás muy bien, en especial los Ferrari, cuyos pilotos sí saben utilizar el aparato cuyo desarrollo e implantación se ha llevado por delante la FIA; y Adrian Sutil, que se ha mostrado bastante seguro y solvente hasta que Kimi le ha quitado medio alerón delantero arruinándole la carrera como ya hizo en Mónaco 2008. No sé lo que pensaréis, pero ocurre algo raro entre el finlandés y el alemán, porque cada vez que este último tiene alguna posibilidad de sobresalir, viene el primero y le desmonta el chiringuito. Sí, Raikkonen andaba a la caza y captura de mi Felipe (soberbio, por cierto) pero el atraco ha sido exagerado en sus formas, desde todo punto bruto, y total para nada, porque su Ferrari ha terminado diciendo basta.

En otro orden de cosas, los Brawn tienen un problema que se llama Rubinho, porque cada vez me parece más claro que Barrichello es la clave del paupérrimo comportamiento de Button, y si no, de qué con el mismo coche el inglés hace el indio zigzagueando para aportar calor a sus ruedas mientras que el brasileño corre que se las pela hasta que Ross Brawn le llama por el interfono, y poniendo la voz de Jean Todt, le pide por favor que deje pasar a su compañero… Mal, muy mal este rollo de que oficialmente no existan órdenes de equipo y se note tanto que las sigue habiendo, como toda la vida —mal, muy mal, Rubens, tal vez te haría falta charlar un ratito con el gaucho Reutemann para que te explique de qué va la cosa, o si acaso con Fernando, que también sabe algo de todo esto—.

De los Red Bull voy a hablar poco, y de la victoria de Webber lo justo, porque se la ha currado y porque va a permitir a Vettel (hoy algo flojito) conocer con quién se está jugando realmente el cuero, lo que intuyo nos animará el cotarro de aquí a que finalice la temporada, porque a pesar de que ahora los medios se empeñen en hacernos creer que lo han descubierto ellos solitos, aquí mismo ya lo sospechábamos desde hace tiempo. El fenómeno Brawn ha servido para lo que ha servido y tocaba mantener el espectáculo dejando que los demás pudieran hacer algo, y aquí entran Fernando y su ornitorrinco, y por qué no admitirlo, Renault también, que hoy ha jugado a ser grande, porque el R29 ha tirado de lo lindo en Alemania en las manos de nuestro asturiano, marcando como un martillo pilón, vuelta a vuelta, un ritmo endiablado que le ha llevado a disputar las últimos giros a Barrichello y Button, que no ha podido ser algo más porque las gomas no daban para tanto, pero que ha servido para abrir de par en par un futuro imperfecto que puede depararnos alguna sorpresa, porque hemos ganado una nueva carrera de saldo, y el cierre inevitable se daría ahora en Singapur…

En fin, que me he divertido oliendo a canguro.

14 comentarios:

MAND dijo...

Muy bueno, como siempre, tu resumen, aunque yo no le daría tanta caña a Hamilton, que bastante ha hecho el pobre ya en este fin de semana. Ya tendrás tiempo en otras carreras de ponerlo a caldo :D

Por lo demás estoy de acuerdo contigo, Webber se lo merecía y lo de Brawn se veía venir, yo también lo intuía, aunque muchos ya le daban en Turquía el título a Button.

Alonso soberbio, una pena que la estrategia siga siendo, con perdón, una mierda pinchada en un palo, pues Alonso sin el KERS no sale bien con ese coche, y lo más normal es que se queda oliendo el culo de un BMW, como viene pasando últimamente. De todas formas, y salvo catcalismos como el del sábado, creo que a partir de ahora calificará más arriba y lo veremos luchar por algo más grande que un mísero punto.

Saludos.

PiratF1 dijo...

A mí también me ha gustado Jose,

Y me he partido de risa que como ya sabes es sano para el espíritu ;)

Dicen que lo de la salida del Nano ha sido por el embrague pero la verdad es que últimamente no sale muy allá así que a ver si mejora un poco eso y nos plantamos entre los 5 primeros.

Un abarzo.

Dani dijo...

Gran resumen. A Webber le iba tocando, se está marcando una temporada con mayúsculas. También gran carrera de Alonso, no me imaginaba que las mejoras del R29 fuesen tan notorias.

saludos

Triske dijo...

Tenías razón cuando digiste que hoy igual nos ibamos con una sonrisa para la cama. La vueltas que dió Fernando cuando se quedó sin tráfico delante fueron de antología y demostró que hoy era el tercer piloto más rápido tras los dos chicos que tienen la suerte de pilotar coches diseñados por Adrian Newey.

El gran animador de la carrera fué Felipe Massa que organizó un fantástico desfile en el primer stint que permitió tener a 10 pilotos en 10 segundos durante todo el primer tercio de carrera. Podio merecidisimo.

En Hungría más y mejor.

R74 dijo...

Coño, ni me acordaba de que el ornitorrinco es autraliano como los canguros y los koalas. Pensaba que lo de Australia (a parte de Webber) venía porque es tierra de tiburones, aunque no tienen el monopolio, claro.
Lo que acabo de descubrir es que el ornitorrinco es venenoso (único mamífero junto a la musaraña) y claro, ya me cuadran más las cosas... ;)

saludos...

Tadeo dijo...

Buenos dias

Pues con unas semanas de retraso, pero se están cumpliendo punto a punto lo que predijisteis.

Mi enhorabuena, porque se que no lo deciais por quedar bien con la peña que os lee, sino porque así lo veiais, y así se está empezando a cumplir.

Ahora falta la segunda parte, que el nano pueda ganar carreras y que Brawn aguante hasta el final o se deshinche del todo.

Lo del hijo del hombre al que le gusta una camara mas que un caramelo a un niño de 6 años, empieza a ser de traca. ¿Para cuando una dedicatoria y así nos despachamos a gusto? a ver si te animas y le dedicas unas lineas con toda la mala leche o conocimiento de que seaas capaz

Un abrazo y repito mi enhorabuena

Aficionando dijo...

Buff. No ha aparecido el texto.
Repito, más o menos:
Button ha humillado a Barrichello con sus eses en la recta... o fingía, porque el Brawn no da para más... Interesante cuestión.
No obstante, Orroe, eres un crack, te lo reconozco, al augurar, hace ya semanas que el "brawnnato" tenía fecha de caducidad... Paso a Red Bull (y a Ferrari y Renault, que por fin ha despetado).

csm dijo...

Hola Jose ;P
Ando liada y con poco tiempo pero os sigo leyendo.
Me ha emocionado ver "resucitar" al ornitorrinco precisamente en Nurburgring XDD y me alegro mucho de la victoria de Webber, los "viejos rockeros" entran por fin a escena. Me alegro por él.
Un besote

Anónimo dijo...

¿Cómo? ¿Que Button a humillado a quién? Barrichello ha hecho mejor carrera (y clasificación) que Button hasta que la mierda de repostaje le ha puesto justo delante de su compañero de equipo. Con lo cual, y estando Ross Brawn detrás del muro, la consecuencia ineludible pasaba por "esperar" disimuladamente al hijo de la Gran Bretaña.

Prueba evidente de que Button ha sido inferior a Barrichello durante toda la carrera ha sido la última parte, cuando Button taponaba clarísimamente a Barrichello mientras este intentaba mantener las distancias con Alonso al tiempo que por razones obvias no tenía carta blanca para intentar siquiera un hachazo a Jenson.

Y respecto a la entrada de Orroe, me parece a mí que si realmente Barrichello esconde sus cartas a Button para poder destacar él un poquillo más durante unas carreras al menos, y sin esas cartas Button ni siquiera se le acerca, el hecho de que el británico le saque una ventaja de casi 30 puntos en el mundial es completamente injusto para el brasileño. Así que, desde ese punto de vista, el problema de Brawn no se llama Rubinho. Se llama Rubinho su "as en la manga".

Anónimo dijo...

Bueno, que es lo que creo haber entendido del párrafo dedicado al mal rendimiento de Brawn últimamente.

Orroe dijo...

Buenas tardes a todos ;)

Mand ;) XDDDD le voy a dejar descansar un par de días, pero me pican las puntas de los dedos de tanto espera XDDD

Sí, ayer habría estado bien una ayudita como la de Malasia XDDD

Pirat ;) Discutí anoche con Josu al respecto, que sea dicho de paso ahora me da mil vueltas XDDDD, y sí pudo haber un fallo en el embrague, pero en el disco, no en el pedal, que oyendo a Lobato y Cía parecía que el problema estaba en el pie :P

Dani ;) Un abrazo especial, que andar con poco tiempo impide devolver visitas a los amigos y leer sus comentarios como apetecería... a ver si esta semana ;)

Triske ;) Yo me fui más feliz que unas pascuas XDDDDD Y sí, mi Felipe sigue demostrando que lo del año pasado sirvió para algo :P

R74 ;) ¡Joder! pues no sabía yo eso XDDDDD

Un abrazo y vuelvo ;)

Jose

Orroe dijo...

Aquí estoy :P

Tadeo ;) Se me olvidó comentártelo el otro día, pero qué tal «los puntos» :P

Como he dicho antes, en un par de días hablamos largo y tendido del vigente campeón del mundo XDDDD

Aficionando ;) Yo creo que no le daba para más, fíjate tú :P Carecía de tracción suficiente y la buscaba mientras que Rubens disponía de ella XDDD

Concha ;) A partir de ya vamos a ver a Webber más en forma que nunca... va a estar animadita la cosa :P

Anónimo ;) Una cosa es la caída de rendimiento de los Brawn, notable en todo caso, y otra la cada vez más palpable presencia del lado oscuro de Rubens. Ross Brawn no es tonto y no quiere sumar a los problemas que ya tiene, otro derivado de un recorte drástico de distancias, y ayer sacó a relucir la ley que impera en Brawn G.P. aunque dudo mucho de que dé para mucho a partir de ahora.

Un abrazo

Jose

Tadeo dijo...

Podrían ir mejor, pero como el ornitorrinco, ahí vamos dando guerra.

Gracias

pro_magicalonso dijo...

Muy bueno tú resumen de la carrera.
El ornitorrinco parece que ya empieza a ver la luz es una gran alegría.
Los Brawn se están desinflando poco a poco.
Me alegré mucho por la victoria de Webber. Saludos