miércoles, 17 de abril de 2013

Fighting cock


Si alguien me dice que hay que resolver una ecuación con un tipo que pasa por no cuidar las ruedas en una escudería cuyos coches las destrozan, y me propone un resultado en el que el primero consigue mimar sus neumáticos, sencillamente me caería de la silla. Y el caso es que la ecuación de los demonios no resulta nada descabellada en cuanto miras a Lewis a la cara y comprendes que no es aquél a quien malquisiste endemoniadamente, sino alguien bien distinto ante el cual te quitas el sombrero una vez y otra más, y las que hagan falta, desde hace ya tres años largos.

¡Joder cómo pasa el tiempo! En nada este blog cumplirá seis ciclos solares completos. Era agosto y había sucedido aquello que pasó en Hungaroring 2007 en el seno de McLaren. Y aquel gallito peleón que paseaba orgulloso su cresta y espolones por el paddock, ha ido perdiendo plumas y reponiéndolas, se ha roto el pico y las uñas en infinidad de ocasiones, sufrió heridas y supo restañarlas.

Llegó a reinar en el corral en 2008, pero su canto no era el mismo que unos meses antes. Se afiló, se enderezó, como hacen los adolescentes, se arrugó también, como un teenager. Probó el altar y la derrota, se sintió niño malcriado y llegó a jugar con el color de su piel sabiéndose expropiado. Se equivocó, pidió perdón y siguió probando. Cambio de padre y de talante. Se puso pendiente, se ciñó barbita en la cara…

El niñato ha crecido sin que apenas nos hayamos dado cuenta. Hoy es un gallo duro al que no le duele perder sangre sobre la arena ni morder el polvo, que ha llegado sin saberlo a esa etapa que recorren tarde o temprano todos los luchadores bienparidos, en la cual la victoria deja de ser tan importante que te nubla la vista, para convertirse en la excusa perfecta, el motivo por el que se estiran los músculos de la espalda y se eleva el cuello antes de calibrar de qué pie cojea el adversario, para golpearle ahí, en ese lugar exacto donde el daño resulta irreversible.

Ha madurado, tanto que decidió partir de la que era su casa para irse a otra a perder un año, con dos bemoles. Y al cabo ha recibido como recompensa la serenidad que le faltaba, ese estado del alma que te permite ser más tú que nunca. Total, que ahora que dispone de tiempo para sí y para lo que hace y ama, el dios Chronos le ha tomado de la mano y le está enseñando las enormes virtudes de la paciencia. Ahora, precisamente ahora, cuando Lewis sabe lo que es vivir y morir en cada carrera y lo que significa sentirse satisfecho aunque llegues quinto o sexto a la bandera de cuadros, cuando nada importa realmente, cuando el sentido de las cosas lo fijas exclusivamente tú, cuando la presión ha dejado de existir y la libertad estrenada te permite hacer cosas que nadie imaginaba.

Las gomas ya no son un problema porque el problema las maltrataba desde el habitáculo de un McLaren o de todos los McLaren juntos, porque ya no hace falta emular a Senna, porque ahora el amarillo cadmio también es Hamilton aunque conduzca un Mercedes AMG con el que de momento no se puede vencer, pero sí seguir desaprendiendo y puliéndose como hacen los fighting cocks durante sus años sabáticos, porque en definitiva, a Lewis le hacía falta un cambio de corral donde poder reencontrarse y volver a cantar como cantaba en aquel 2007 del que nos separan ahora seis años.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si alguien nos hubiera dicho hace seis años que iban a escribirse cosas como esta de Hamilton nos caíamos de culo seguro. :)

http://www.youtube.com/watch?v=sIaXWdsJtwQ

King Crimson

GRING dijo...

Gran entrada para empezar el día, Josetxu. Se me ocurre una pregunta: ¿Cuánto habrá aprendido Lewis de Jenson en lo que a cuidar gomas se refiere?. Tendremos que esperar un poco más todavía, pero si continúa en esta línea, llamémosla "estilo Kimi 2012", podría estar en la batalla final dentro de unos meses.Buen día.

VivaMansell dijo...

Pobre Nico dos averías en tres carreras y, para una en la que no le sabotean el W04, su equipo le multiventiunea...

Este Hamilton no es de fiar, solo hay que ver su cara, con dos ojos, una nariz y una boca...

Saludos!!!

rudyBB dijo...

Hamilton echando flores a Alosno again. Ahora en la BBC diciendo que será una leyenda...

"He will go down as a legend. He will win more world championships. And to be in an era when there's a legend and to have him say such positive things about me, is a really cool feeling."