martes, 16 de abril de 2013

El síndrome PHFV


Las últimas participaciones de Felipe Massa están sembrando el pánico entre los tifosi. Felipe progresa en este 2013 de más a menos, en modo cangrejo, a razón de un puesto peor en cada carrera, que se dice pronto. Total, que en Melbourne el paulista se quedaba a las puertas del podio, en Sepang en el felpudo y en Shanghai en el rellano. De no corregirse pronto la tendencia, todo indica que lo vemos en el portal del edificio en menos que canta un gallo.

Después de su accidente en Hungría 2009, el brasileño de Ferrari retornó a los circuitos con fuerza, precisamente en el Gran Premio de Bahrein del año siguiente, donde quedó segundo por detrás de Fernando Alonso y por delante de Sebastian Vettel.

2010 fue un año razonablemente bueno para Massa: sexto en la tabla de pilotos con 144 puntos —5 pruebas sin puntuar; 2 segundos puestos (Bahrein y Alemania); 3 terceros (Australia, Italia y Corea); 3 cuartos (Mónaco, Hungría y Bélgica); ningún quinto; 1 sexto (España); 2 séptimos (Malasia y Turquía); 1 octavo (Singapur); 1 nono (China) y 1 décimo (Abu Dhabi)—, lo que nos sitúa ante el hecho de que si el brutal suceso que sufrió en Hungaroring pudo tener algún tipo de repercusión en su pérdida de confianza y facultades, ésta se llevó su tiempo en materializarse, pues no sería hasta 2011 que Felipe se desinfla del todo. Obviamente, el F150th Italia de aquel año tampoco es que ayudara mucho. En fin, que Massa se abona a la quinta plaza como mejor posición de la temporada, alcanzándola en nada menos que en 6 ocasiones.

En 2012 la cosa mejora. El F2012 es un monoplaza mucho mejor resuelto, pero Felipe no parece saber aprovecharlo hasta el Gran Premio de Gran Bretaña, carrera en la que queda cuarto, destruyendo así el maleficio de los quintos puestos que al parecer le perseguía. Baja rendimiento en Alemania y Hungría, pero para Italia Massa ya empieza a perecer un hombre distinto, y tanto es así que desde Monza a Interlagos, el brasileño consigue 87 de sus 122 puntos finales, con la salvedad de que no suma más porque su posición en Ferrari lo supedita a Fernando Alonso.

Y llegamos a 2013 y confieso que yo al menos, me las prometía felices…

Pero lejos de correr a gorrazos a mi Felipe, que bien se lo merece aunque por otras causas, recupero hoy una entrada que escribí el 18 de octubre pasado [Felipe renovado], en la que decía textualmente: «Hombre acostumbrado a los Bridgestone (Sauber montaba los Potenza, y Ferrari, también, casi de toda la vida), digirió mal el paso a las Pirelli. 2010 fue un año malo en lo personal para mi Felipe (en lo deportivo estuvo pasable), venía del accidente sufrido en Hungría en 2009 y para colmo Maranello le había puesto un nuevo y duro compañero: Alonso, así que la llegada de las milanesas, en 2011, le pillaron con el pie cambiado, por decirlo coloquialmente. A partir de ahí, ya conocemos de sobra la historia.» 

Me reitero. Felipe y las Pirelli se llevan mal. El paulista sabe y puede controlarlas hasta un punto pero no tiene pericia suficiente como para exprimirlas, lo que me lleva a recordar aquellas sabias palabras que vertió Michael Schumacher al respecto de las gomas italianas en mayo del año pasado: «Conducimos “pisando huevos”, ya que no queremos desgastar los neumáticos en absoluto. De lo contrario, simplemente te pasas y te vas a ninguna parte.» 

Y precisamente en ninguna parte navega Felipe Massa, un clarísimo ejemplo del Síndrome PHFV (Pisando Huevos Fashion Victim) que atenaza a buena parte de los integrantes de la parrilla, no solo al brasileño. Una pena en todo caso.

Os leo.


10 comentarios:

LAN dijo...

El Sindrome PHFV puede justificar los altibajos de rendimento durante la carrera, pero no su actitud.
Tras una gran salida de los 2 Ferrari, y hasta que se permitiera usar el DRS, Alonso se separa de Lewis buscando aire limpio con que oxigenar los blandos "blandísimos" mientras Felipe asfixia los suyos "acosando" a Fernando. En esas 3 primeras vueltas Felipe no se dedicó a pisar huevos sino a maltratar los Pirelli de mantequilla.
Con el GP ya avanzado y siendo alcanzado por Vettel , puso el intermitente, se apartó y le dejó pasar sin presentar batalla ni tan siquiera una miserable curva, como si pilotara un Toro Rosso (eso sí, con motor Ferrari). Ahí sí que iba pisando huevos.
Esta actitud bipolar ya se ha manifestado otras muchas ocasiones.
Por tanto, más que el Síndrome PHFV, Felipe tiene "Alonsitis Aguda" y la viene padeciendo desde antes de Hungría 2009; concretamente desde el rifirafe en el GP de Europa en Nürburgring 2007 cuando Fernando estaba en McLaren.
Saludos.

Tadeo dijo...

LAN creo que has dado en el clavo, su obsesión con Alonso hizo que Ferrari perdiera el doblete.

Pa habernos matao.

Saludos

GRING dijo...

Pues estoy con los compañeros. El problema de Felipe es más mental que "neumatical". Jose, ya no hay por donde cogerlo.Debe buscar otro equipo para tratar de recuperar su cabeza, si es que puede algún día. Es más, Monte debería reunirse con Peter para hacer un cambio de cromos pero ya. Si es para España, mejor.(Ya sé que es soñar, pero ¿no es la ilusión lo que mueve el mundo?).Saludos

migfre dijo...

Todo esto enlaza con la alegría de Felipe en el pasado GP cuando, realmente, hizo un quinto poco meritorio.

De hecho he leído por ahí alguna declaración donde dice que lo que le interesa es ganar carreras y no quedar delante de Fernando. Entonces, por qué estaba contento en Malasia?

Yo creo que Felipe tiene un problema mental importante, e identifica a Fernando con el problema cuando realmente el problema es él.

También me viene a la mente el gp de Abu Dhabi de 2012, cuando en lugar de parar a Vettel en su remontada, se dedicó a salirse de pista, sacando a Webber, y dando al Senna salchichero un dos por uno. Si mostrara con Vettel la mitad de dureza que con su compañero de equipo el mundial habría sido de Fernando.

Luca, ficha a Webber, que ese sí le para los pies al aprendiz de Schumi, y encima es un pilotazo, y le regalas a Felipe, que igual en Red Bull se motiva y se reencuentra como piloto o lo que sea.

Anónimo dijo...

Sois demasiado duros con Felipinho. Todo el mundo tiene derecho a una enésima oportunidad...


King Crimson

Anónimo dijo...

Hola a Todos,

Esa mirada torva para mí siempre ha sido significativa. Pienso que se le fundieron los plomos sodomizado por Schumi, seguramente ignorado por Kimi y que cuando pensó que podía ser el rey del mambo (aunque sólo lo pensara él, claro está) llega el otro. Total, un medianías despechado por un amor (de Ferrari) nunca correspondido.

Un saludo,

ABB

Anónimo dijo...

Hablando en serio sobre nuestro querido Felipinho. Se dice que la cara es el espejo del alma. Solo hay que ver la del brasileño para saber que es una persona poco o nada de fiar.

No sé vosotros pero yo al menos no me fiaría mucho de él.

King Crimson

rudyBB dijo...

El problema viene de aqui
http://www.banzaii.es/wp-content/uploads/2009/06/owned-massa.jpg
En algún momento se creyeron lo que no son y estan despechados con el mundo.

Anónimo dijo...

La prueba del delito. :)

http://www.marca.com/2013/04/16/motor/formula1/1366140673.html

rudyBB dijo...

Muy buena la foto. Y que oportuna!!! jajajjaa
Fernando es un poco tocapelo... jajajjajaj

Fer:"¿Y no te ha pasado que de repente tras el pitstop tenías que cambiar el repartidor de frenada totalmente porque si no te ibas a freir espárragos?"
Web:"Sí, es verdad tio!!, eso me pasa cada cambio sí, cada cambio no"
Fer:"jejeje, eso es que meten un pelín menos de presión en algun neumático trasero jejjee. Anda que no he mandado yo veces al Fabricio a comprobar la presión él mismo con la bomba de la bici cuando estaba en MacLaren..."