lunes, 10 de septiembre de 2012

Cuento de hadas [Monza]


Lewis pareció perder sus opciones en Spa, cuando quince minutos antes del filo de la madrugada su MP4/27 se convertía en una vulgar calabaza tirada por ratones gracias a la contribución de un príncipe traspapelado de otro cuento que buscaba —¿cómo no?— a otra princesa.

Lo imagino planeando su venganza volviendo a los garajes belgas, pensando en Monza, valorando sus posibilidades reales y también las más decabelladas, soñando con salir de la cita italiana mirando de tú a tú a lo que queda de temporada...

El británico no falló el sábado pasado, en calificación, y ayer salía hecho una centella desde la primera posición para largarse rápido y tranquilo en pos de ese clavo ardiendo que casi sujetaban sus manos. Detrás, como sucede en todos los cuentos, ocurrían mil y una batallas. Felipe, por ejemplo, atajaba las ínfulas de Jenson en la salida y lo sujetaba mientras llegaba Fernando, quien muy retrasado, comenzaba a rebañar espacio a sus rivales tratando de llegar como fuera a Sebastian, pero jugando sus cartas con sumo cuidado.

El objetivo estaba medio cumplido a mitad de carrera. Entonces, Michael dejaba pasar a su compatriota para comenzar a resultar hormigón armado con el de Oviedo, pero el asunto duró poco. El asturiano no estaba para bromas y en un pis pás se puso a la cola del actual bicampeón del mundo con la intención de doblegarlo. Lo intentó donde tuvo que ceder la rodilla con el de Heppenheim el año pasado, pero el alemán no quería perder terreno tan a la ligera, de manera que en uno de esos lances de carrera que ahora se penalizan por ofensivos, Sebastian dinamitaba sus aspiraciones como ya hiciera en Alemania con Button, a lo tonto, intentando evitar lo que a la postre resultaría inevitable, y haciéndose acreedor de un drive-through que rompió las previsiones de su escudería ya que Mark navegaba demasiado lejos.

Para ese momento, Sergio había comenzado a presentar sus credenciales y lideraba la prueba durante unos breves giros, por delante de Lewis, Jenson, y un Felipe que ya empezaba a mostrar signos de cansancio. El mejicano entraba a cambiar gomas y parecía desvanecerse mientras Button abandonaba y Fernando daba cuenta de su compañero, apuntando a un podio cuyo cajón más alto parecía pertenecer sin discusión a Hamilton.

Pero Sergio no había dicho su última palabra. Primero fue Kimi, después Michael, más tarde Felipe... En la vuelta 46, el de Sauber devoraba a Fernando y se mostraba capaz incluso de inquietar a Lewis, quien por fortuna defendía sus opciones en el vertiginoso Monza.

Todo sucedió muy rápido. Lewis cumplía su sueño, el mejicano besaba podio por tercera vez este año, y Fernando, desde el tercer puesto, no dejaba de mirar al de McLaren porque Hamilton va a ser su quebradero de cabeza en Singapur y bien está saber con quién se va a tener que partir la cara uno en la próxima prueba cuando hay tanto candidato suelto a quitarte el sueño.

En el lado bueno hay que quedarse con Ferrari, pues supo enmendar el domingo la cantidad innumerable de sinsabores que la acuciaron durante todo el fin de semana. Por supuesto, con Felipe, quien pagó demasiado caro tener que pelear más de la cuenta. Por descontado con la de Woking, que parece estar de nuevo en la pomada; y sin dudarlo siquiera, con Sauber y su cauta pero eficiente lectura de las carreras, lo que en manos de Sergio se convierte siempre en una seria amenaza para los rivales de la suiza.

En el malo, Red Bull. La fiabilidad está pasando factura a la austriaca por todos los años que no se la ha presentado, y de golpe en 2012, con lo que duele (Sebastian y Mark abandonaban). Y Mercedes, protagonista otra vez de un más de lo mismo bastante cansino.

Y aunque a estas horas desconozco si alguien, ayer, cenó perdiz, como en todo cuento que se precie, en éste también hay moraleja, pues está visto que quien lucha, pierde, y quien transita los procelosos mares de la competición y el espectáculo mimando los zapatitos de cristal quebradizo que propone Pirelli, es capaz de salir decimotercero y llegar segundo sin despeinarse, como ya ocurriera, o casi, en Montreal, como quien dice a la vuelta de la esquina.

Os leo.

8 comentarios:

csm dijo...

Un cuento con un final bastante feliz para Ferrari. (Por cierto, el domingo se quedaron en el muro sin telemetría, sin imágenes y sin línea directa a Maranello...., vaya fin de semana!!)
Muy bueno traer el recuerdo de Montreal y esos zapatos de cristal. Sergio tuvo una buena actuación gracias, sobre todo, a la gestión de los zapatos.
Añadiría que, al parecer, en la refriega entre ALO y VET el coche del Fernando salió con un agujero (literal) y parte de la suspensión rota...de no haber ocurrido, quizá a Sergio le hubiera costado más adelantarle.
Qué crónica tan fabulosa XD
Un besote

Nico dijo...

Que buena entrada José, me gusta lo de los lances de carrera que se penalizan por ofensivos, entre el DRS y que hay que apartarse se han zampado la mitad de la gracia de la lucha por adelantar. Entiendo que si la normativa así lo exige la penalización está bien puesta, ahora en la pasada por fuera del propio Vettel sobre Button en Alemania, me parece que el Inglés alargó la trazada de la misma forma en que Seb sobre Fernando, la diferencia fue que la escapatoria era de asfalto. Creo que el campeonato de Fernando está asegurado a menos que realmente el McLaren arrase, Lotus ha estado más pobre de rendimiento en las 2 últimas y sin el strike de Spa, Kimi no hubiera ni olfateado el podio, a menos que el cacharro ese que piensan montar realmente funcione le veo algo descolgado de la lucha. Un saludo

Lola dijo...


¡¡Hay que ver lo bien que escribes¡¡ Excelente análisis de la carrera, que, por otra parte, fue preciosa, digna de un circuito que nunca defrauda.
El 3º anda cerca, pero...no adelantemos acontecimientos, Hamilton acecha.

Anónimo dijo...

Hola a Jose y a todos,

Pues yo me divertí. Hubo movidillas a lo largo de toda la carrera y a lo ancho de todas las posiciones, y me lo pasé bien, interesado hasta el final. Dos apuntes, nada más: Renault (perdón Lotus, serán los de los relojes ¿No?) lleva siendo un quiero y no puedo toda la temporada. Una mosca cojonera, vamos¿Que ganan al final una carrera? ¡Guau! Pues como Williams o Mercedes, ná de ná. Por otro lado, Massa ¿Sólo a mí me parece que su carrera fue una eme teniendo el coche que tenía? Joé con el chavalote, es que no hace una carrera decente ni así corra solo.

Bueno, a seguir disfrutando. Un saludo a todos.


ABB

Labrador Mordedor dijo...

Decía Lobato que olía a renovación de Massa. Pues que quieres que te diga. Para una que hace bien...
En un equipo como Ferrari deben aspirara más. Supongo que Montechémolo sabrá valorar todos los pros y contras.
Otra cosa. Lo de Vettel no me parece un lance de carrera. No vamos a empezar con m*r*c*n*d*s pero una cosa es dejarle pasa sin luchar y otra echarte de la pista.No importa el nombre del afectado, pero soy pardidario del juego caballeroso y si un atleta te ha pillado en la pisa pues corre tú más, pero no pongas la zancadilla. Acciones como esa solo demuestran miedo. Y mucho peligro.

Interlagos dijo...

Buenas!

Ya pasó el verano y vuelvo a estar con Jose y todos vosotros.

Se acabaron las teorías conspiratorias: Fernando fue el único con problemas en Monza y Sergio Pérez (motor Ferrari) pasó por encima de los de Maranello como un avión.

Massa perdió una oportunidad única. De haber adelantado a Hamilton en la salida o haberse pegado a él toda la carrera otro gallo le cantaría. Salvo Spa en que acabó como un tiro, en todas las demás carreras ha ido perdiendo posiciones según llegaba el final, y Monza no fue una excepcion.

El campeonato pinta muy bien, salvo que McLaren arrase en las 7 que quedan. Fernando lo tiene claro, así que pondrá todas sus fuerzas y las de sus ingenieros en el empeño. Recuerdo 2007 cuando Fernando no paraba de decir que Ferrari era el rival, mientras Dennis sólo tenía ojitos para Lewis. Y todos sabemos cómo acabó. Esta vez creo que no hay dudas de la fortaleza del rival y de lo que hay que hacer para pararlo.

Red Bull muy mal. El problema de alternador no es nuevo, luego debe haber algo más que nos ocultan. Dicen que los próximos circuitos le benefician. Ya veremos.

Un abrazo!

Jose Arce dijo...

Hay que ver cómo cambió el cuento de Spa a Monza. Respecto a lo de Vettel pues qué decir, la F.I.A. se mete demasiado en lo que hacen los pilotos pero en este caso(o en casos similares) lo veo justificado. Si a Schumacher se le hubiesen parado los pies antes... Y la generación que viene por detrás de estos tiene pinta de ser la más sucia, descerebrada e incapacitada de la historia.

GRING dijo...

Curioso comentario de Jose sobre Massa: Cansancio...Sale bien y se diluye completamente en todas las carreras. Sobre Vettel, además de obstaculizar ¿no os parece que hace la (sucia)maniobra kartista de levantar ligeramente el pie derecho cuando se aproxima un competidor para coger su aspiración?;¿tienen los comisarios acceso directo e inmediato a la telemetría de cada piloto para tomar decisiones en carrera?. Sobre Sergio: 3 cajones en lo que va de temporada y en torno al doble de puntos de su compañero, el otrora superpromesa de la F1 del futuro, le hacen un serio (y digno) candidato para empezar a foguearse en un grande; es un mago de la gestión de gomas en pista. Sobre Lewis:Fantástico.Veremos si los Mc van bien en las esquinitas y los pianos de Singapur. Sobre Fernando:A pesar de seguir sufriendo en Monza el accidente de Spa en términos de afinación de su (nuevo) coche, ha vuelto a demostrar su posición en la F1 actual y su condición de leyenda en la consideración histórica. Saludos a todos.