jueves, 5 de abril de 2012

Jueves Santo


Los mercados no respetan ni las más arriagadas tradiciones, y ahí están, repartiendo en plena Semana Santa hojas redondas y delgadas de pan ácimo, abundante leña, que diría aquél, como si el mal de todos los males no hubiese abandonado la Moncloa para ser sustituido por quien decía saber cómo sacarnos del atolladero donde nos había metido la banca y su afición por las snuff movies.

Toca ir afilando la espada y despedirse de los de casa, no sea que no volvamos del bosque oscuro donde habita el dragón de siete cabezas que escupe fuego hediondo y azufre por cada una de ellas, sin atender ni a pabellones de derechas ni de izquierdas porque lo que le sobra es lo que entendemos como democracia.

La historia nos reclama, damas y caballeros, y haríamos mal en buscar culpables en la tribu misma, cuando el enemigo sólo pretende seguir exprimiéndola por ver si nos volvemos aún más idiotas y nos liamos a tortas, facilitando el asedio y la previsible victoria, porque él también sufre bajas, no nos engañemos, y tiene huevos, ¡faltaría más!, y podemos agarrárselos para apretarlos hasta que nos duelan los dedos, sobre todo si nos mantenemos unidos y firmes como una roca.

Pero me dejo de dislates de Jueves Santo, porque hoy quiero anunciar solemnemente que el rake pronunciado ha muerto, que los suelos de los monoplazas van más paralelos al asfalto que el año pasado, y que en este orden de cosas, presumo que las suspensiones pull-rod del F2012 vestirán a más de un coche de la parrilla a partir del verano.

Yendo de listo propondría a Mercedes AMG como la más firme candidata para sumarse a la moda italiana no más allá de Mónaco, como Lotus, seguidas por Red Bull, escudería que vería resueltos de un plumazo los problemas de estabilidad dinámica que aquejan al RB8. A McLaren la veo y no la veo, ya me entendéis. Va sobradita y su conjunto pita. En Gran Bretaña, tal vez, aunque apuesto porque adopte la solución de marras no más tarde de Alemania.

¿Que cómo lo sé? Pues no lo sé. Vamos, que no sé cómo lo sé, aunque en esto importa bien poco, porque como en economía, las previsiones halagüeñas también salen gratis en F1, y aunque no hace falta ser un Montoro o un De Guindos para conocer que los túneles no duran cien años y que a su término siempre hay una luz que indica el final del camino, el caso es que ya me expliqué en su momento, y si los fondos planos van más paralelos al piso del circuito, como me dicen las decenas de fotografías que he repasado esta mañana, puedo gritar ¡blanco y en botella!, y decir que Ferrari ha acertado de pleno y que el resto sólo es cuestión de tiempo, porque pongamos los escapes donde los pongamos, el quid de la cuestión va a seguir estando en cómo situar el piso del monoplaza en orden de carrera, y ahí, amigos, la de Maranello ha dado primero...

Os leo.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Hola Orroe,
Estoy de acuerdo contigo en que la suspensión pull es un acierto, solo hay que afinar, comprender el funcionamiento y pasar las fiebres (y ganar un poco de punta) como hizo RB con su RB5, pero por ahí se empiezan a decir cosas en otro sentido.

http://www.mundodeportivo.com/20120329/f1/maldita-suspension-ferrari_54278438596.html

http://www.motorpasionf1.com/formula-1/ferrari-podria-cambiar-su-sistema-de-suspension-delantera

Saludos a todos

Unknown dijo...

:D
Yo quiero creer.