miércoles, 2 de septiembre de 2015

Nico en tierra de Oz


Nico Hulkenberg ha renovado por Sahara Force India y se ha organizado inmediatamente, uno de esos jardines en los que quien entra no sale bien parado.  

«Hulk» para los amigos, ganó la edición de las 24 Horas de Le Mans de este año sobre el Porsche 919 Hybrid con dorsal número 19, formando tripulación con Earl Bamber y Nick Tandy, pero quien ganó la carrera más legendaria de Resistencia fue la fábrica de Stuttgart, hoy integrada en el esquema corporativo VAG (Volkswagen Audi Group).  

Esto ha sido siempre así, a pesar de que los pilotos que participan en Le Mans sean importantes y muchos de ellos hayan inscrito su nombre en otras vertientes del motorsport, incluso en la Fórmula 1, las victorias en La Sarthe y en lo que conocemos actualmente como WEC (World Endurance Championship), son mancomunadas, un todos para uno y uno para todos, que se decía en Los tres mosqueteros. De forma que a pesar de las apariencias, los titulares y las alharacas mediáticas, del primero al último figura que integra la escudería vencedora, gana también porque por encima de todo, la Resistencia es una disciplina impregnada del valor de trabajo en equipo.

Cuento esta perogrullada porque a raíz del triunfo de Nico en tierras francesas, se montó otro jardín similar al que comentaba al inicio, en el que no quise entrar porque sabía de sobra que iba a terminar como el rosario de la aurora.

Nico merecía una escudería mejor que Force India, se dijo. Se habló de que en Ferrari se lo estaban pensado y eso que la italiana contaba en sus filas con Marc Gené desde varias temporadas, vencedor, como sabemos, de las 24 Horas de Le Mans en su edición de  2009, sobre un Peugeot 908 HDI FAP, vehículo en el que compartió volante con David Brabham, hijo del mítico Jack, y Alex Wurz, ex-F1 y hoy presidente de la GPDA (Grand Prix Drivers Association).

Pero a lo que vamos. Equivocar churras con merinas lleva a estas cosas y más cuando anda por medio una prensa que no es capaz de dejar atrás sus orígenes futboleros ni así la maten, que vive el día a día a golpe de hype, exclusivas y análisis acuñados en Babia.

Nico asegura su futuro inmediato en Fórmula 1 con su renovación por la india hasta finales de 2017. Es lo más seguro, no nos quepa duda. Mientras tanto, seguirá perseverando en mejorar su curriculum profesional trabajando con Porsche en Resistencia y cruzando los dedos para que el año que viene el calendario F1 no le impida revalidar triunfo en tierras galas. No sé vosotros, yo habría escogido idéntico camino porque entre mundos en apariencia tan similares y en el fondo tan distintos, no existen senderos de adoquines amarillos ni puentes que sortean los vados del universo sobre arco iris.

Os leo.

3 comentarios:

J-CAR dijo...

¿Cuanto tardará aún Rosberg en darse por vencido frente a Lewis?
¿De pronto esperar en Force India o en Williams habrá sido la jugada maestra?
¿Pero que urgencia tenemos de valorarlo todo a futuro como si tuviéramos una bola de cristal? Nadie puede tomar decisiones sobre una información que nadie dispone por que no se ha producido. Quién se atreve a criticarlo es que no es de este mundo.

¡Saludos al anfitrión y a los invitados!

Cao Wen dijo...

Se dijo que Alonso no fue de la partida de Hulk & Co. en las 24H porque McLaren no quería arriesgarse con él tras el golpazo de pretemporada en Montmeló. ¿De no ser por esa "meapilada", y si el resultado hubiera sido el mismo, estaríamos hablando ahora del alemán?

J-CAR dijo...

Si mi abuela tuviera ruedas ¿sería una bicicleta o un Ferrari?