viernes, 10 de febrero de 2012

¡Tierra!


A mediodía de ayer y con viento de poniente, Borja Sanz, David Plaza y quien os escribe, nos pusimos a disertar sobre nuestras respectivas posiciones al respecto de para qué demonios podía servir la ranura que viste el RB8 en la parte alta de su peralte delantero. 

A media tarde, teníamos un plan razonado y un esbozo casi terminado (bueno, en realidad varios), y gritamos ¡tierra!, como tradicionalmente merecen estos descubrimientos pues el grito ¡albricias! queda demasiado pasado pasado de moda.

El caso es que hoy ya han aparecido las primeras imágenes de una ranura en la parte inferior que encaja con nuestras teoría tertulianas y por supuesto, con las estimaciones que habíamos hecho. No es que hayamos descubierto el Mediterráneo porque en F1, dos más dos siempre suelen ser cuatro, pero el rato que pasamos no nos lo quita nadie, que es a lo que iba hoy.


Si amigos, ahí abajo hay agujeros, tal y como sospechábamos. A ver si durante el día de hoy podemos ver los de salida y explico para qué sirve el primer parche de Adrian Newey en muchos años. En todo caso, no os alarméis si no damos señales de vida, que en esto del descubrimiento de nuevas tierras los hay con mejores herramientas y seguro que nos sacan algunas esloras de ventaja.

3 comentarios:

Aficionando dijo...

Obviamente, para refrigerar los pies de Weber, puro queso Stilton, según dicen ;)

GuS dijo...

Estoy esperando y en ascuas. Newey dijo que era para refrigerar al piloto y otros componentes del coche, pero no me creo nada de las versiones oficiales. Yo también sé jugar al despiste.

Touro Tolo dijo...

Sabiendo de los problemas con el KERS del año pasado, no habrán centrado sus esfuerzos en optimizarlo/refrigerarlo y colocarlo donde no moleste a Newey?