sábado, 14 de enero de 2012

La bilirrubina


Hay amistades peligrosas, amores que matan, y las recientes palabras de Adrian Newey al respecto de que Sebastian Vettel debe pulir los errores cometidos durante 2011, no dejan lugar a dudas del perverso calado que tienen algunos de los favores que a veces nos hacen los que nos quieren, porque sin querer (Adrian es hombre llano, sencillote y de buena pasta), el sin duda mejor ingeniero de los últimos tiempos, ha dejado con el culo al aire a su pupilo en Red Bull, admitiendo que tiene que mejorar algunos aspectos.

El asunto se las trae con abalorios, como diría aquél, porque el de Heppenheim, a la sazón el bicampeón más joven de nuestra historia, era, a decir de muchos, un tipo que casi había alcanzado la perfección en eso de llevar un cacharro complicado de conducir (sic) por los trazados de Dios, y el caso es que Newey ha puesto los puntos sobre las íes en un escenario que escamaba a más de uno, porque si el británico apura el vaso de su sabiduría recomendando al alemán que se pula, es de recibo admitir que el RB7 no ha llegado en su manos a sus extremos naturales, y lo que a mi modo de ver resulta más grave, que el coche austriaco podía haber llegado aún más lejos si Vettel hubiera estado a la altura...

Sea como fuere, el cariño de Adrian por Sebastian ha jugado una mala pasada (esto es lo que más me mola) a los que bebían los vientos de un chaval que había ganado en madurez, decían, toda vez que ha situado a la máquina por encima del piloto, como sospechábamos algunos, echando por tierra ese axioma que se nos ha estado vendiendo hasta casi ya mismo, en base al cual resultaba que la consecución del campeonato 2011 había sido tan extremadamente sencilla precisamente por la figura de Sebastian al volante del vehículo número 1.

Bien, si había que hacer caso de Adrian cuando decía que el Ferrari o el McLaren eran antiguallas, habrá que darle la razón también en esto, digo yo, vamos, aunque sea por mantener un poco de coherencia, insinúo, no sea que Newey sólo nos sirva para apuntalar determinados conceptos y soslayemos lo que dice en público cuando no nos interesa, como parece que es el caso dado el escaso eco que han alcanzado su palabras.

Adrian admite que a Sebastian le hace falta mejorar; en el fondo afirma que el piloto alemán debe llegar donde puede hacerlo porque el monoplaza no lo es todo, aunque sirva para ganar un campeonato de cabo a rabo. Newey admira y quiere a Vettel y le está diciendo lo que unos pocos nos hemos atrevido a decirle: que quiere verle en estado puro, superando la máquina que conduce, exprimiendo su límites.

Sin duda, el RB8 va a suponer una reválida para el chiquillo. No tengo reparos en afirmar que el ingeniero británico ha puesto su total empeño en darle el mejor monoplaza para que pelee la temporada 2012, pero a lo peor podría ocurrir que tuviera razón Fernando cuando dijo que el mejor Vettel lo veríamos cuando tuviera que disputar un tercer o cuarto puesto sin salir zumbando desde la pole.

Nos queda sopesar lo que le ha pasado a Webber, pero esa es otra historia sobre la que el mago Newey aún no se ha pronunciado, ni se pronunciará, me temo.

6 comentarios:

jose maria B G dijo...

que razón tienes,Jose...

Claudio Duran dijo...

Amigo Orroe,
sacas demasiadas conclusiones de esa simple frase de Newey.
Y a Vettel ya le hemos visto hacer cosas extraordinarias sin tener un coche ganador.
El que no lo quiera ver tiene un problema.

Cies.

Touro Tolo dijo...

Pero cómo le iba a sacar jugo al RB7 si en cuanto forzaba un poco le gritaban como histéricos que levantase el pie?

Yo creo que el RB7 ha enmascarado ocasionalmente el talento de Vettel "los domingos". Llegaba el #sebastianday para demostrar su calidad.

Recuerdo aquella frase de Schumacher: "Solamente me permito un fallo por temporada".

A eso debe aspirar Sebastian. Menudo sería si con 24 tacos no pudiese seguir avanzando en su progresión como piloto. Es lo mejor de él: su potencial.

En otros casos hemos visto lo mismo y como por errores propios y ajenos esa calidad no ha llegado a salir, se ha estancado o se ha malgastado. No pongo nombres para no molestar.

VivaMansell dijo...

No ha dicho mas que lo mismo que Newey, el mejor Vettel está aún por llegar.

Saludos!!!

csm dijo...

En fin, veo que todos sacamos conclusiones de una frase, no sólo Orroe ¿no?, por no mencionar aquella otra frase de "El Ferrari es un modelo conservador al igual que el McLaren..."Algunos sólo se han acordado toda la temporada pasada de la primera parte de la frase y se han hartado de repetirla y repetirla.
Bien, entiendo que lo que nos dices, Josetxu, es que si Vettel "puliera" esas cositas que dice Newey se habría salido con el RB7 y que, verle ganar saliendo desde una terecera o cuarta plaza y ganar, nos mostraría, aún más, a un piloto de una mayor calidad. Ganar desde pole como ha hecho VET tiene su miga, pero ganar saliendo desde 2º o 3º línea sería ya la repera.
Un besazo, Josetxu.

Anónimo dijo...

Estoy con Newey. Vettel debe mejorar.... y que mejor forma de seguir aprendiendo y mejorando que sufriendo un poco.... Así que Newey, descansa, disfruta de la vida, nadie más que tú se merece unas vacaciones y deja que el chico evolucione por si mismo....

Un besote,

Susana