miércoles, 15 de marzo de 2017

¡Jodido alonsismo!


Pongamos los puntos sobre las íes: el alonsismo atufa, cansa, aburre a un rebaño de ovejas, no por lo que significa como una de las muchas corrientes de la afición al automovilismo en España, sino porque lleva años siendo la excusa preferida de los que no saben hablar de Fórmula 1 sin referirse al asturiano.

Mis estudios de comunicación quedan bastante lejos, pero no tanto como para que no me entren ganas de levantarme el kilt frente al gilipuertas de turno cada vez que leo o escucho que la figura de Alonso vende como ninguna, como si los seguidores del Nano necesitasen una dosis diaria de cositas sobre su héroe so pena de sufrir mono por abstinencia y acceso de fiebres, temblequera, convulsiones y babeo descontrolado a través de la comisura de sus labios.

No, objetivamente no existe ninguna obligación de hablar de Alonso, ni bien ni mal.

El alonsismo vive tranquilo sin necesidad de que se levanten bulos alrededor de la figura del ovetense, se alarme al personal sobre su futuro o se baile una sardana mientras se canturrea «¡éste año tampoco!».

La necesidad, si es que existe, se la han autoimpuesto la prensa y los creadores de contenidos porque saben perfectamente que escribiendo unas pocas líneas sobre nuestro bicampeón del mundo el botín de clicks aumenta exponencialmente. Luego viene cuando la matan, porque imposible de discriminar quién bebe de la información por puro morbo, con intención de usarla para meter el dedo en el ojo al vecino o por vaya usted a saber qué otro propósito incalificable o no, se vende todo como alonsismo y nos vamos a la cama tan tranquilos.

Os comentaba no hace mucho que el interés por la Fórmula 1 en Holanda se ha disparado a partir de la aparición en el paddock de Max Verstappen y, de vez en cuando, hablamos aquí mismo de lo mucho que están haciendo la prensa y los medios británicos para que olvidemos rápido que a Lewis lo batió en pista, durante 2016, un tal Nico Rosberg. A mí todo esto me parece natural. Todo el mundo barre para su casa, y repito: es lo normal.

Otra cosa es la estigmatización que está sufriendo el término alonsismo en nuestro bendito país, hasta el punto de que a veces parece que todos tenemos un alonsista a la vuelta del portal que nos persigue por la calle susurrándonos constantemente que Alonso es el mejor piloto del mundo y que no caben discusiones...

Mi madre es de Hamilton, si se puede decir así. Mi propio hijo no es de ningún piloto porque le gusta más la parte técnica de la F1. Perdi, Manolo, Xavi, Iker, Pablo, gente con la que hablo diariamente de este deporte mientras tomo café, son seguidores de Lewis, de Kimi o de Sebastian... Es mentira que el alonsismo sea tan nocivo que obliga a los buenos periodistas a abusar de él con el fin de asegurarse las alubias.

Cuando alguien me dice que tal o cual año se apenó viendo cómo Montmeló se vaciaba cuando abandonó Alonso, le recuerdo que esas gradas ya estaban vacías antes y que si hay que apenarse de algo, es de que la prensa y los medios todavía no se hayan coscado de que España tiene una de las aficiones al motor más sólidas del viejo continente, y que gracias al jodido alonsismo, hay ahora más seguidores de otros pilotos y de otras escuderías diferentes a aquellas donde milita nuestro compatriota, que los que había hace una década.

Pienso que es cuestión de currárselo un poco y de comprobar sobre el terreno, que si vertemos idéntica cantidad de mierda y de incógnitas sobre Hamilton o Vettel que las que le están cayendo encima a Fernando, a lo peor descubrimos que España, lejos de ser eminentemente alonsista, nos resulta profundamente hamiltonista o vetteliana...

Os leo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que daba yo por un café de esos con sabor a Fórmula 1 ... ;))

Marcos

Agnes Szanto dijo...

Por desgracia hay mucha envidia. Las cosas cambian segun el punto de vista de quien lo mire. Estoy totalmente de acuerdo, la gente aqui se vuelca porque es su paisano, al igual que se vuelcan los ingleses ahora con Hamilton y antes con Button también. Es una pena porque siendo asi se pierden muchas cosas por el camino.
Por otra parte cuando se criticó a la gente que se fuera de Montmeló hace un par de años, yo me dí por aludida. Y lo hice porque estaba ahi. Me costó años de sacrificio poder ir a una carrera, pero lo logré, tras ahorrar mucho, hacer muchos kilometros y con la ayuda de un buen amigo que vive en Barcelona lo logramos. El circuito queda a mas de 700 kmts de mi casa. Cuando Alonso abandonó,aprovechamos para marcharnos, pofque tenía que llegar a mi casa a una hora decente porque al dia siguiente tenia que estar en el curro a las ocho de la mañana. Y quise irme aprovechando que Fernando abandonó. Aún así llegamos a casa mas allá de las once de la noche. No todo el mundo se va porque él abandone. Yaunque así fuera,aquién carajo le importa. El dinero de la entrada la pagué yo por lo tanto puedo hacer lo que me da la real gana.

Fdo: una Alonsista

Pd.- Muy buen articulo

Anónimo dijo...

buenas tardes Jose.

Es bueno saber que mismamente ayer se publicó la lista de la gente que más ha viisto la F1 y en España estamos los cuartos. No está mal para ser alonsistas y más cuando Alonso no está ganando ¿verdad? xD

marta

Anónimo dijo...

Vamos a ver,la imagen global de la F1 es la que se han ganado los pilotos en la pista y no cambia con los años.Y esta es la siguiente: los tres mejores pilotos son Alonso,Hamilton y Vettel. Eso es vox populi,igual que lo wue acaba de decir Ricciardo,que Vettel con un buen coche es el más rápido de todos,o lo que es lo mismo, que solo es el más rápido de los tres a una vuelta y con pista limpia,si sumamos que Lewis es el mejor adelantando y que Fernando Alonso es el mejor sumando todos los campos,o sea el más completo de los tres se adquiere la perspectiva global de la F1.A Alonso no le hace falta esa vuelta explosiva de pura velocidad y concentración para la pole porque sabe rodar entre el pelotón,ni hacer el cabra como el inglés echando a rivales fuera de la pista porque sabe adelantar con inteligencia sin perder tiempo ni insultar a todos con la prepotencia de Vettel que no está acostumbrado a correr carreras sino contrarrelojes.Seas del país que seas es la máxima que conoce todo el mundo y por algo será. Que si,que Ricciardo dice que Vettel es posiblemente el más rápido a una vuelta,pero eso ya lo vio cuando sin saber por dónde le iba la película con el nuevo coche,el reglamento y los frenos le igualo los sábados,pero luego entre lineas viene a reconocer que Alonso es el mejor para batallar.Y otro mas.Hamilton tambien es una bala como Vettel aunque a diferencia de este es un piloto mucho menos sensible pero también menos inteligente, y ahí llega el domingo que es cuando se ganan los mundiales y toca dar el máximo y solo hay uno y por eso cada cual tiene lo que se merece. El alonsismo no hace más que reconocer lo que llevamos viendo desde hace una década sin desmerecer las cualidades de cada cual.Si Vettel gana el quinto este año pues será porque tendrá un coche que le permita luchar por la pole,con eso le vale.Si Hamilton tiene un coche que le permite recuperar 20 posiciones en dos vueltas y quiere que nos lo creamos pues lo hará, y si Fernando tiene un coche que no está para la pole y en carrera no es el mejor,pues peleará hasta la última carrera por el título,algo que solo el es capaz de hacer.mas claro agua.

Anónimo dijo...

Atacar a Fernando y al alonsismo (o simplemente hablar con desdén de Fernando y del alonsismo) te garantiza visibilidad, y que te lean, y que te creas importante y objetivo y entendido y hasta inmortal.. xD

¡Feliz finde! ¡Puxa Alonso!

:)))

@_el14