lunes, 6 de junio de 2016

Estado de la Nación [Force India]


Force India ha roto las expectativas depositadas en ella desde el Gran Premio de España hasta la terminación del de Mónaco, y si bien en Barcelona ayudó lo suyo a que Checo Pérez alcanzase la séptima plaza, que Lewis Hamilton y Nico Hulkenberg se autodescartaran desde el comienzo mismo de la prueba, en El Principado hemos podido constatar que la india dispone de un mejor chasis de lo que pensábamos y ni se ha rendido ni parece tener intención de hacerlo.

Todo este revuelo tiene su origen en que la de Silverstone ha ofrecido más arena que cal desde que el Mundial se puso en marcha, lo que encajaba con los negros augurios que la sobrevolaban desde el final de la temporada pasada.

Económicamente, su estatus se presupone tan sólo un poquito mejor que el de Sauber —Vijay Mallya fue puesto en busca y captura internacional no hace demasiado—, y el VJM09 no es sino una evolución sencillota del VJM08b de 2015. Australia comenzaba con Nico en séptima posición y Sergio en la decimotercera.

Se evidenciaba una pérdida de fuelle con respecto a la campaña 2015 y Bahrein, China y Rusia, avalarían el preocupante estado de forma. En Sakhir, Pérez y Hulkenberg terminaban decimoquinto y decimosexto respectivamente. En Shanghai, el mexicano conseguía acercarse a la zona de puntos pero no remataba (11º), mientras que su compañero alemán se tenía que conformar con ser decimoquinto. Y en Sochi, Checo conseguía sus 2 primeros puntos al ser nono, y el flamante vencedor de las 24 Horas de Le Mans de 2015 abandonaba sin apenas haber rodado...

Pero en Montmeló las cosas parecía que iban a cambiar desde el mismo viernes anterior a la carrera, y el domingo, aunque Nico Hulkenberg también abandonaba, esta vez debido a un incendio en la unidad de potencia de su monoplaza, Sergio Pérez alcanzaba la séptima posición con bastante solvencia.

En Mónaco yo no daba un centavo por ellos, pero volvieron a sorprenderme. Los dos pilotos puntuaron (3º y 7º), y de haber durado más la carrera, Pérez podía haberse alzado con la victoria aunque en el fondo, entre su podio y el robo de cartera protagonizado por Hulk sobre Rosberg, a todos nos quedó un gratísimo sabor de boca...

¿Durará? Esta es la pregunta del millón. Force India lo mismo se vuelve a agrisar a partir de Canadá, donde el binomio motor/chasis vuelve a cobrar importancia, que sigue dando guerra hasta después del parón veraniego. Con la india todo es posible, es la reina de la montonera.

Donde no la veo es inquietando a Williams ni sosteniendo a McLaren si ésta es capaz de llegar a proponerse para la quinta posición en el Mundial de Constructores, ya que tarde o temprano, la penuria económica que aqueja a la de Silverstone comenzará a pasarle factura.

Os leo.