sábado, 23 de abril de 2016

La leyenda del mass damper


Dicen que si recitas antes de soplar en un control de alcoholemia: mass damper, mass damper, mass damper, la tasa se queda clavada en el límite legal aunque te hayas metido tres gin-tonic en el cuerpo. 

Cuentan que si andas perdido de noche en un bosque y no sabes desandar el camino ni encontrar uno bueno que te saque de allí, con que escribas en el suelo mass damper se obrará el milagro: un ángel luminoso te cogerá de la mano para llevarte a casa... También advierten que si por un azar, cualquier circunstancia indeseable se pone lo suficientemente chunga como para que los efectos mágicos de la bendita conjunción de palabras tarden en llegar, o incluso se dude de que puedan hacerlo, bastará con decir o escribir michelin junto a mass damper para que la tormenta amaine y las cosas vuelvan a su cauce natural...

Parece mentira, pero a día de hoy todavía existe quien no entiende lo que significa prohibir sin consecuencias, prohibir con penalización, o directamente, recibir castigo por hacer trampas o hacerlas sin pena alguna, yéndose de rositas, que se dice.

En 2014, por ejemplo, se prohibió a mitad de temporada el uso del FRIC (Front and Rear Inter-Connected suspension) y nadie en su sano juicio catalogaría de ilegales a los coches que lo utilizaron antes de ese momento. A finales de 2010 se prohibió el F-Duct. Lo mismo, ni los más obtusos tacharían de tramposos a los vehículos que lo usaron aquella temporada. Pero la prohibición del mass damper con la campaña 2006 ya lanzada, adquiere entre los más tontos del lugar un valor manifiestamente categórico: el R26 era un coche ilegal y por ende, Fernando Alonso ganaba con trampas.

Discutes de cualquier cosa que tenga que ver con la trayectoria del Nano y sale el mass damper a colación como activaría el Halcón Milenario sus escudos de energía para evitar los láser disparados por los cazas Tie de la flota imperial. Y cuando tratas de abrirte paso entre tanta chorrada explicando que esto es Fórmula 1 y así suelen ser las cosas dentro de la legalidad, surge inevitablemente Michelin ayudando a Renault.  

Y dices que no es lo mismo poder elegir entre dos tipos de gomas que tragar por narices lo que te da el proveedor único desde que se implantara de nuevo esta figura en 2007, pero da lo mismo, aunque seas consciente de que tu interlocutor anda totalmente cocido, el muy cabrón clava el 0,25 mg/litro o sale del tupido bosque en que se ha metido solito, de la mano del ángel que bendice con su presencia a los aficionados sin prejuicios y mira de reojo a los otros.

Os leo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Jajajaja!
Me parece que todos hemos pasado por la experiencia paranormal de intentar explicar el asunto del mass damper a más de un iluminado.

Un saludo
Sr. Polyphenol

Tadeo dijo...

Creo que en este blog hemos hablado del Mass Damper (con a) cómo una decena de veces. Cómo me se la historia de memoria, y con el permiso de Jose, la explico para aquellos a los que Jose se refería aunque me cueste que el dolor de muelas aparezca de nuevo para intentar chafar su propia incompetencia.

El Mass Damper fue un amortiguador central, ni más ni menos, un tercer amortiguador que por problemas de diseño se montó fuera del sistema de amortiguación para dotar de mayor precisión en la entrada de las curvas, tal y como hacen todos los amortiguadores centrales. Vamos que es un quita vibraciones.

El R25 y el R26 montaban así este amortiguador central, los rivales lo montaban en el mismo sistema de amortiguación. Es decir, si tenemos un sistema de amortiguador, brazo de suspensión y neumáticos lo que hacía Renault era añadir otro amortiguador fuera de este sistema.

He buscado fotos para ilustraros y aquí tenéis una:

http://blogs.diariovasco.com/bigbang/files/0masshd3dumper-renault.jpg

El motivo del problema se basó en que era un elemento aerodinámico móvil (shit yourself little parrot), pero lo que no publicó la prensa y apareció el año siguiente durante el lío del espionaje es que la Ferrari, que fue la instigadora y beneficiaria de la ilegalización del amortiguador central, lo montaba dentro de su sistema de amortiguación.

Para mi ha sido una de las grandes cacicadas en la historia moderna de la F1, no se eliminó el amortiguador central, se intentó eliminar al equipo que ganaba para favorecer a otro en concreto. Pero recordando el rebufo de Monza de ese mismo año, uno se da cuenta de la manipulación que se hace desde arriba.

La gente de la que habla Jose es la que se informa de oídas, sin base de ninguna clase y con una evidente manipulación, pero si son felices así allá ellos. Solo les pediría que hicieran lo mismo que nosotros, preguntar por aquello que desconocen para aprender un poquito. Y poquito a poquito podemos entender cada día mejor como funciona un coche formula.

Saludos

Anónimo dijo...

Me parece que solo a cuatro gatos les interesa la parte técnica del asunto, si lo llevaba Ferrari o si a RB lo acusaron de usar un sistema con el mismo espíritu. Muchos, demasiados a estas alturas, usan el tema para desacreditar los títulos ya no de Renault, los de Alonso. Es goloso decir que los ganó con trampas ilegales y reprochables. Porque desde lo del doble difusor para mi también hay trampas legales.
Daría para unas cuantas y largas entradas debatir el tema. Podemos hablar de si aquel Brawn privó de un merecido título a un brillante RB, si la pillada a BAR Honda fue preparada o si lo que ganó el Káiser con Benetton se debió a un botón mágico y un control de tracción ilegal. Pero no hay mayor ciego que aquel que no quiere ver y cuando alguien no quiere distinguir una trampa de una prohibición a posteriori, mejor poner las orejas de punta e intentar escapar ante la incapacidad de luchar contra la ceguera voluntaria.

Un saludo
Sr.Polyphenol

Tadeo dijo...

Polyphenol, supongo que mi comentario solo le interesa a tres o cuatro gatos cómo tu dices, y dices bien, porque ese desconocimiento es el que permite que pasen este tipo de cosas.

No vas a encontrar entendidillos cómo nosotros nosotros que defiendan ese argumento porque automáticamente les puedes echar encima cien más, o porque cómo digo en mi argumentario, el denunciante lo llevaba también con lo que solo cabe hablar de cacicada.

Lo fácil siempre es repetir lo que otros dicen, a veces por ignorancia y a veces por simple peloteo. Bajo mi punto de vista lo mejor es desmontar el argumento y eso es lo que hago.

Saludos

angel luis dijo...

La sensación que deja todo esto es que a algunos se les tacha de ilegales y se les prohíbe cualquier cosa como mass damper ilegales alerones que se prohíben porque violan el espíritu de la norma... A otros sin embargo se les permite dobles difusores, escapes soplados y otras artimañas que estarán utilizando, porque yo soy de los que pienso que Mercedes tiene algo, pero no van a por ellos como fueron en su momento por Alonso