viernes, 28 de agosto de 2009

Primavera en Libia


He disfrutado siempre de rodearme de gente más grande que yo, y sé que lo sabes. Más que un estímulo supone una terapia gratificante que recomiendo a quien tenga dos dedos de frente, porque hacer lo contrario me ha parecido, y me sigue pareciendo, una estupidez, una pérdida de tiempo y un ejercicio de soberbia totalmente contraproducente.

A estas alturas ya sabes (deberías saberlo) que hoy voy a por ti, a decirte que tengo envidia de los 34 tacos que cumples y a tirarte de las orejas de la única manera que sé; y a recordarte, cómo no, y también, que te midas por el tiempo que te llevan los demás por delante, jamás por lo que parece que te sacan de ventaja, porque una cosa y otra dependen de cómo las mires. ¡Ya me entiendes!, no es lo mismo tener 50 y 34 que 150 y 134, o que 1.050 y 1.034, o que 10.050 y 10.034, o que 1.000.050 y 1.000.034… No caigas jamás en esa trampa.

La vida se mide en términos de experiencia, en cómo la miras, en cómo la observas, en cómo aprendes de ella, en que cómo la haces tuya… y te envidio tus pocas primaveras a pesar de que mi forma de mirar por el rabillo del ojo y de oler el aire te siguen sorprendiendo cada mañana cuando charlamos tras el paseo de Lolo. Eso se aprende, no te quepa duda. Cuando estás atento, se aprende a poco que la vida te brinde oportunidades, porque hay que tener la mirada atenta, y la tienes.

Me dejo de circunloquios y retórica. Hoy tocaba felicitarte porque has consumido otro año de los muchos que te quedan por delante, y aunque te llevo unas cuantas vueltas de ventaja sé que no te importa porque vamos en el mismo equipo y porque hay algo de todo esto que también es tuyo, y hoy quería reconocértelo, canalla, y decirte también que siento mi espalda segura teniéndote a mi lado, y que ya queda poco, apenas un par de meses para que nos recuerden como los que salvamos el culo de Darío, y que ya hemos vencido, que habrá más cafelitos en Callao o donde se tercie, que brindaremos por tus 34 y mis 50, y que no habrá quien nos quite lo que hemos bregado juntos.


PD: Pásale recado a Mavi de que te cuide, y adviértele de que si no lo hace, Aurelio en persona se encargará de recordarle que se atenga a las consecuencias ;)

4 comentarios:

mrproper dijo...

Jose, no sé de quién estás hablando, pero no importa y por si acaso, Mavi, dile al que sea que te cuide, que sino yo también me encargaré de él (de quien sea que estemos hablando).

Salu2,

Mavi dijo...

MrProper, agradecida quedo de que al menos alguien se haya acordado de que yo también necesito de vez en cuando que me cuiden...
Oye, Aurelio, que se me ha caído la lagrimita y todo... Será posible... Gracias a ti mi niño puede disfrutar de la mayor de sus aficiones. Eres como el Médici de los juegos de rol. Espero que sigáis poniendo el dedo en la llaga durante muchos años a todos los que os lo intentan poner difícil. Pobres ineptos, a falta de creatividad se dedican a poner la zancadilla a la gente solvente. La que les ha caído encima.

Aficionando dijo...

Y van....

F-1 A.L.C. dijo...

eso, feliz cumpeaños