lunes, 20 de marzo de 2017

Justito para sobrevivir [Force India]


Force India nos tiene más que acostumbrados a dar una de arena después de una de cal. En este sentido, hay que decir que bastante nos ha durado la alegría que nos dio el rejuvenecido VJM8b estrenado en el Gran Premio de Gran Bretaña 2015.

Cuarta en el Mundial del año pasado, la de Silvertone ya avisaba de que iba a llegar muy justita a esta campaña cuando solicitó un adelanto de los derechos televisivos que le fue denegado por la oposición frontal de Haas, de forma que aceptemos que el VJM10 [Arreglá pero informal (Force India VJM10)] ha entrado con lo puesto en la normativa 2017 y que la incorporación de BWT como patrocinador principal, además de pintar de rosa la carrocería de sus coches, puede teñir de ese color el horizonte, eso sí, con mucho esfuerzo, mucho tiempo y mucha paciencia por delante.

Dicho lo cual, los test de pretemporada no han sido malos para Force India, aunque a pesar de haber rodado más que Haas, Red Bull, Renault, Toro Rosso y por supuesto McLaren, no ha podido evitar hacer menos recorrido que Sauber y ser el farolillo rojo de los coches propulsados por las unidades de potencia Mercedes-Benz, eso sí, a tan sólo 70 kilómetros de los acumulados por Williams.

Otra cosa son las sensaciones. Lento para calentar gomas, las entradas y salidas de curva durante las primeras vueltas de cada stint suponían que el VJM10 tendiese a perder velocidad y a la vez a no sujetarse, lo que podría suponer, también, que lleva el centro de gravedad demasiado alto o que el suelo del vehículo necesita todavía mucho trabajo hasta dominar el rake agresivo (inclinación del fondo plano con respecto al suelo para conseguir una downforce más adelantada) que ha enseñado en Barcelona. 

Algo mejor con los compuestos blandos de la gama Pirelli que con los medios, cuando el rake ha sido un poco menos agudo la velocidad en recta era mayor pero se conseguía sacrificando a cambio el paso por curva, donde se volvía muy exigente de conducción para Esteban Ocon y Checo Pérez.

El feeling no ha sido como para tirar cohetes, pero a falta de mejores explicaciones, todo podría deberse a que Force India está intentando jugar en el campo en que juega habitualmente Adrian Newey como delantero centro, y eso de dominar el noble arte del rake es, de momento, una asignatura que habrá que ir aprobando conforme transcurra la temporada. En evaluación continua, que dicen.

Os leo.