viernes, 10 de febrero de 2017

Simplemente Force India [Force India]


Hablar de Force India supone siempre un ejercicio de funambulismo sin red. La de Silverstone lo mismo te alegra la temporada que defrauda las expectativas depositadas en ella, lo que sí es verdad, es que hace años que ejerce de reina de la montonera porque sabe medir muy bien sus escasas fuerzas, cuestión que me anima a pensar que este año no tiene por qué ser diferente.

Ahora bien, la solicitud de un adelanto de los derechos televisivos al FOM, que no prosperó por la negativa de Haas, ensombrece ligeramente el horizonte.

Force India terminaba cuarta en el Mundial de Constructores de 2016 gracias a dos circunstancias.

La primera de ellas ya la hemos contado esta mañana: Williams renunciaba a pelearlo para centrarse en el proyecto FW40. La segunda atiende al inteligente estiramiento del diseño de nariz que vio la luz en el Gran Premio de Gran Bretaña de 2015: con más aire delante y un mejor asentado del tren anterior, la aerodinámica necesitaba de ajustes mínimos para beneficiarse de un chasis VJM09 que no distaba mucho en comportamiento y cuidado de gomas del VJM08 del año anterior, y por supuesto, de la UP Mercedes-Benz que los propulsaba a ambos.

A pesar de los resultados, estamos hablando de un escenario reservón, en el cual, la escasez de recursos económicos ha ejercido de leit motiv. De forma que ante un cambio de normativa como el propuesto en 2017, que ha requerido ingentes cantidades de esfuerzo y dólares, es previsible que la de Vijay Mallya retorne al sexto o séptimo puesto de la parrilla si Toro Rosso cumple con las expectativas y siempre contando con que McLaren dé buena respuesta a las suyas.

El dinero es importante en Fórmula 1 y la de Silvertone dispone de poco. En este sentido, la entrada de Esteban Ocon (ex-Manor) sustituyendo a Nico Hulkenberg, reduce el presupuesto destinado a motores y comentan, también, que inyecta algo de cash. Sergio Pérez es un valor seguro, tanto deportiva como económicamente. Además, el mexicano atraviesa un magnífico momento en su carrera, lo que nos sitúa en un plano en el que el VJM10 de 2017 va a ser la clave de todo, y aquí, como vengo diciendo, va a estar el meollo de la cuestión de si Force India puede aspirar a seguir reinando la montonera con holgura, o tendrá que conformarse con aguantar hasta que lleguen tiempos mejores. Como, por cierto, ha hecho otras veces.

Os leo.