domingo, 28 de febrero de 2016

[Ferrari SF16-H] ¿Una «ferrari» más?


Esperaba algo más del trabajo de James Allison y lo comenté aquí mismo [Ya no hay excusas]. Se presentaban el mismo día, y me encandilaba el trabajo realizado por Williams aunque el de Ferrari, me supo a poco.

Hay razones. Desde 2012, Maranello se ha destacado en sus coches por mimar los compuestos más blandos de la gama Pirelli, gracias entre otras cosas, al diseño de sus monoplazas en base al uso de la suspensión pull-rod tanto en el eje trasero como en el delantero...

sábado, 27 de febrero de 2016

[Williams FW38] La mesura hecha intención


Si el año pasado por estas fechas me quejaba de que el FW37 de Grove adolecía de falta de punch, en el FW38 de este año, he visto todos mis anhelos recompensados.

El FW38 me parece infinitamente mejor resuelto. Enfocado a tratar bien la ruedas y a dominar los flujos laterales que lamen los pontones, para llevarlos muy bajos y que la zaga —de avispa, como es costumbre en Williams— y el difusor, se alimenten adecuadamente.

viernes, 26 de febrero de 2016

[Mercedes AMG W07] Margen para ganar y para perder


A pesar de lo aparentemente holgada que anda Brackley con respecto a sus rivales, su reto para este año es mejorar una de las mejores plataformas que han visto los circuitos de Fórmula 1, y si puede parecer que el asunto resulta sencillo, la verdad es que no lo es.

Quizás sea ésta la razón por la que mi sensación ante el W07 de este año es en cierto modo agridulce. 

jueves, 25 de febrero de 2016

Gracias por los favores recibidos


Lo comentaba el domingo pasado: los primeros test de pretemporada en Montmeló apenas iban a ofrecer chicha, pero para mi sorpresa, nos han regalado un estupendo retrato de cómo anda el patio informativo.

La prensa foránea —y mira que lo hemos comentado aquí mismo en multitud de ocasiones—, nos ha resultado tan marquista y tan asista como nuestros plumas patrios, lo que en vez de mejorar el cotarro, ha dado lugar a una envolvente esquizofrénica en la que un día McLaren-Honda se podía comer el mundo y a la jornada siguiente se aseguraba con certeza meridiana, que no levantará cabeza ni así la maten...

miércoles, 24 de febrero de 2016

Haryanto en la pole


Las medidas propuestas por el apparatchik para mejorar el espectáculo en 2016 no podían haber comenzado con peor pie. De golpe y porrazo nos encontrábamos ayer sobre la mesa con una modificación del formato de clasificación que a priori queda estupendamente, pero que mirada con lupa pone los pelos de punta.

Pasa un poco como con el cacareado tema del ruido de las unidades de potencia. Bastaría eliminar el límite de consumo de combustible, erradicar el caudalímetro y en vez de una salida de escape poner dos, para que la acústica de los vehículos mejorara considerablemente. Son habas contadas, cualquiera lo comprende, cualquiera aceptaría de buena gana un pequeño retroceso para coger impulso, pero ni la FIA ni los equipos están por la labor de resolver la situación de la manera más sencilla e inteligente posible.

El sistema actual de clasificación funciona bien. Los aficionados se han habituado a él y se manejan como Pedro por su casa durante la Q1, Q2 y Q3. Pero de la noche a la mañana, Bernie ha propuesto que se cambie y por lo que se comenta, en Melbourne disfrutaremos de una modificación radical que tiene puesto su enfoque en mejorar algo, que como mencionaba antes, ya funcionaba estupendamente.

Y es que el problema de la fase clasificatoria no está en la falta de «punch» de pilotos y monoplazas, como se nos quiere hacer creer, sino en la dependencia de ésta con la carrera.

Los neumáticos usados en la clasificación (Q2) son los que serán usados durante la prueba, y esto, aunque parezca una tontería como la copa de un pino de grande, origina que el sábado se module en sintonía del domingo y que la cautela domine el escenario porque en los días importantes, quién sabe si hará falta un juego extra o menos maltratado para culminarlos con éxito...

No he leído nada al respecto de una mayor cantidad de juegos de gomas disponibles, por lo que presupongo que este aspecto sigue igual que en temporadas anteriores. Eso sí, tenemos que en Q1, durante 7 minutos los pilotos podrán hacer sus mejores tiempos, y que a partir de ese momento, comenzarán a ser descartados cada 90 segundos los peores cronos. En Q2, el tiempo en que hay libertad se reduce a 6 minutos y la rutina se repite: cada minuto y medio, van cayendo uno a uno los peores tiempos. Y en Q3, se reduce aún más, a 5 minutos concretamente, y a partir de ahí se siguen eliminando los peores registros cada 90 segundos, para que en el último minuto y medio, los dos supervivientes luchen por la pole.

Ya digo que sobre el papel queda de maravilla, pero 90 segundos no son lo mismo en Monza que en Spa-Francorchamps, por poner dos ejemplos a mano. Mientras en el circuito italiano dan para hacer una vuelta y casi media al trazado, en el belga, no dan para completar un giro.

Obviamente, tenemos un serio problema que, teóricamente, viene a mejorar una fórmula que funcionaba bien. Dicho en crudo: parece una cagada, y disculpadme la expresión. Y sobra, evidentemente.

Con la nueva idea, la meteorología cambiante en algunos circuitos va a suponer una trampa para osos. Los test de Pirelli en el Paul Ricard, se pueden tirar a la basura. Los más rápidos seguirán siendo los más veloces aunque ahora, jugarán a la lotería durante más tiempo: con los doblados, con las inclemencias atmosféricas y con Charlie Whiting. Y es que a ver, si ya nos resultaba complicado digerir que la clasificación no estaba cerrada hasta que el excelso director de carrera no terminaba sus cuentas, con la nueva perspectiva, la cosa se pone en un pico.

Alguien cae en Q3, un ejemplo, pero quien lo ha superado y ha entrado en Q2, acumula una penalización de cinco puestos por haber cambiado la caja de cambios. Quien debería estar disputando la Q2 se ha quedado apeado y quien disputa la tanda, es alguien que no debería estar ahí. Las penalizaciones siguen vigentes, ergo la clasificación va a seguir sin estar cerrada hasta que Whiting la dé por terminada...

¿Merece la pena todo esto?

Yo diría que estamos ante una mera operación de maquillaje. Bastaría con que la carrera no dependiera de la clasificación en términos de neumáticos y que las penalizaciones por poner el coche a punto desaparecieran, para que a idéntico formato que el actual, la clasificación supiese mejor y el espectáculo estuviese asegurado.

Rio Haryanto no va a conseguir la pole con el nuevo formato salvo que suceda un milagro. El nuevo planteamiento sólo complica las cosas para que al fin y al cabo, sean los pilotos más rápidos: Hamilton, Rosberg, Vettel o Raikkonen, quienes sigan estando en los puestos que les corresponden. El resto es mero barullo, en el que destaca la figura del «piloto del día», propuesta por el tipo que dijo pasar de internet y sus acólitos, sencillamente porque a él, a Bernie, sólo le interesaban los septuagenarios que se gastan los euros o los dólares en un Rolex.

Os leo.

[Toro Rosso STR11] En la buena dirección


Por regla general, los proyectos firmados por Faenza me suelen resultar sumamente atractivos. Toro Rosso es una escudería pequeña a pesar de estar intregada en el esquema de Red Bull, cuenta con presupuestos limitados y alejada de aquella sonrojante servidumbre que mostró con la casa madre entre 2010 y 2013, sus creaciones han resultado más interesantes que nunca.

Soportados con estoicidad los problemas de juventud de la UP Energy by Renault durante 2014, su respuesta en 2015 fue desahogar la unidad de potencia francesa a base de darla el espacio que parecía faltarle en los RB10 y 11, de forma que el STR10 gozaba de unas líneas generosas en aberturas (snorkel y pontones) que lejos de comprometer su aerodinámica, ayudaron a ajustar el siempre delicado compromiso entre potencia y rendimiento de chasis.

martes, 23 de febrero de 2016

Take me to church


Existen dos seres en el mundo que desean más que nadie que el MP4/31 de McLaren se muestre veloz y fiable durante 2016. No forman parte de nuestras filas aunque juntos suman el mismo número de campeonatos mundiales que Schumacher. Son ángeles tristes...

Sebastian tuvo suerte de batirse con el ogro asturiano de tú a tú y hoy sueña húmedo imaginando que sobre la Ferrari que abandonó el de Oviedo, podría repetir aquello de hacer morder el polvo al mejor piloto de esta última década y media. Fernando retiró a Michael y el de Heppenheim desearía vengarlo.

[Force India VJM09] Continuidad en estado puro


En tardes como las de hoy se agradecen sinceridades como las de Force India, equipo que en su página web nos avisa de que su modelo para este año, no es otra cosa que una prolongación natural del VJM08 de 2015, concretamente de su versión «b» estrenada en el Gran Premio de Gran Bretaña del año pasado.

Obviamente, este texto se podría acabar aquí y todos nos quedaríamos tan panchos: vosotros con vuestras cosas y yo con la gastroenteritis que me tiene agarrado desde después de almorzar, pero los blogueros somos gente extraña y lejos de ampararme en la entrada que dediqué al VJM08 de marras, voy a dedicarle unos párrafos a esta preciosidad de monoplaza para que no desentone con sus compañeros de viaje.

lunes, 22 de febrero de 2016

[Manor MRT05] Érase un coche a una nariz pegado


Cualquiera que haya pasado un rato jugando al scalextric (slot), conoce de sobra lo que supone que el cochecito de tus entretelas levante la patita.

La parte delantera no ejerce la fuerza suficiente contra la pista como para seguir en el raíl, y ahí van el eje anterior y la guía, a venderte en cualquier curva...

[Renault RS16] La sombra de Lotus


El legado de Lotus es mucho más interesente de lo que cabría pensar, sobre todo para Renault. Enstone es una caja de sorpresas, la de Pandora si se gestiona bien todo lo que lleva dentro.

La de Lopez corrió propulsada por la unidad de potencia gala en 2014 y cambió a Mercedes-Benz en 2015. Tiene por tanto un caudal inimaginable de información servido en bandeja al nuevo propietario: la empresa que ha sido escupida y vilipendiada en su relación con Red Bull.

[Haas VF-16] Setenta hombres van...


Setenta hombres, pongamos por caso que ingenieros todos ellos, se presentan un día en la sede de un equipo que pretende comenzar a competir en la Fórmula 1, y le ayudan a instalar la unidad propulsora del fabricante que les pagaba hasta ese preciso momento. A partir de ahí, la escudería beneficiada por  acto tan generoso, corre nominalmente con los gastos...

Los setenta hombres de antes tienen acceso sin límite de horas a pruebas de túnel de viento, a horas de ordenador y a todo aquello que se presuponga que tiene que hacer una escuadra nueva para poner en marcha un proyecto a base de horas, porque al no pertenecer a la parrilla propiamente dicha, no la atañen los límites reglamentarios establecidos por la FIA para estos menesteres.

[Red Bull RB12] Cuestión de matices


A simple vista, las imágenes del RB12 que ha compartido Red Bull nos muestran un coche muy similar en su planteamiento al RB11 del año pasado, eso sí, distinguido de aquel y de todos los rivales presentados hasta el momento, por una vistosa y sugerente pintura satinada.

Recalco lo de «satinada» porque por deformación profesional entiendo el brillo de las superficies en algunos matices extra, de forma que a un cuadro o una ilustración, le puedo dar según me convenga un terminado brillante (la luz se refleja), semibrillante (la luz se refleja parcialmente), satinado (la luz acaricia la pintura), semimate (la luz apenas molesta), y mate (la luz no interfiere).

domingo, 21 de febrero de 2016

La rivalidad


Mañana empieza el sarao propiamente dicho, y aunque es de esperar que entre labores de instalación y otras menudencias se nos pase media semana, lo cierto es que éste vuestro humilde servidor, se siente feliz con tamaño acontecimiento.

Qué queréis que os diga. Dentro de unas horas se acaban las menciones a la merma, a los cuñaos y a la madre que pintó de azul a todos ellos, porque será momento de desempolvar las bolitas de cristal para ver antes que nadie qué nos deparará el Mundial. Desde luego, también flocererán las banderitas de colores sobre el tapete, que permitirán dentro de unos meses gritar aquello de ¡yo lo vi primero! ¡ya os lo dije yo! ¡fui yo, fui yo...!

sábado, 20 de febrero de 2016

¿Dónde es la guerra?


Como un tsunami, va calando el sentimiento de que todo está cogido con alfileres en Fórmula 1. No se trata sólo de lo que vemos los fines de semana de carrera; la cosa va más allá, empapando incluso momentos tan sagrados para un aficionado como el de las presentaciones.

Imaginemos por un momento que un equipo de fútbol o baloncesto, por tomar dos ejemplos a mano, se presenta ante su gente sin haber definido la vestimenta oficial ni la segunda equipación ni mucho menos la que utilizará en competiciones europeas si hiciera el caso, sin patrocinadores definidos y con una alineación que podría no ser la definitiva... Seguramente, el populacho lo tomaría a chufla aunque más de uno se sentiría ofendido, y con razón.

Bernie, tenemos un problema


No corren buenos tiempos para la lírica ni para nada. La Fórmula 1 no podía quedar ajena a esta vorágine que adquiere cada día que pasa, casi categoría de crisis humanitaria, aunque desde el sofá de nuestra casa o nuestras comodidades cotidianas, se haga complicado imaginar que perdemos la vida en el Mediterráneo o salvando vaya usted a saber qué concertinas, qué vallas y qué fronteras.

Pero naufragamos a nuestra manera, a la forma occidental, que es a lo que vamos: sin movernos del sitio. Y en nuestra afición preferida, con más solera si cabe.

viernes, 19 de febrero de 2016

Ya no hay excusas


Comprendo que últimamente puede parecer que hablo mucho de Maranello y sus cosas, pero es lo que tiene atesorar poder en la Fórmula 1: copas mayor espacio que tus rivales tanto en los medios de comunicación como en el corazoncito de la FIA y el FOM.

Hoy, por ejemplo, se han presentado el FW38 de Williams y el SF16-H de Ferrari y sin embargo, a estas horas se está hablando proporcionalmente más de la máquina italiana que de la británica, y eso que con la humildad que me caracteriza, debo decir que en términos de diseño, me parece más interesante el monoplaza de Grove que el de La Scuderia.

jueves, 18 de febrero de 2016

¡Qué sabe nadie!


Las contestaciones a Luca Cordero di Montezemolo en las redes sociales han levantado algunas ampollas entre el sector más manso de nuestra afición, integrado como sabemos, y desde el inicio de las edades, por etéreas identidades que sobrevuelan todo esto sin mancharse aunque pinchen como globos de colorines en cuanto se toca alguna de sus abundantes zonas sensibles.

Está bien eso de amar la Fórmula 1 con intensidad, con pasión —sobre todo apasionadamente, que no falte—. Todos, creo, amamos esto en diferentes intensidades y con diferentes prismas, aunque me sigue sorprendiendo que exista quien crea que es únicamente suyo, hasta el punto de que bajo su punto de vista, nadie puede meterse en según que sitios ni con según qué héroes...

miércoles, 17 de febrero de 2016

Nürbu en Planeta Deporte


Después de mi etapa en Diariomotor (abril de 2012 a julio de 2014), nada hacía presagiar que volvería a pecar ahí fuera, pero ha sucedido...

En el momento de escribir estas líneas, además de llevar este blog camino de que cumpla los nueve años de vida, desde la primavera pasada soy colaborador del podcast más divertido que conozco. SafetyCast es mi otra casa y me ha servido entre otras cosas, para pasármelo en grande los lunes por la tarde junto a mis compañeros de tertulia, y para que me pongáis voz también, cosa que me venía haciendo falta tras ser considerado en amplios sectores de la afición como el azote de la prensa, Hamilton, Pirelli, Vettel, Bernie y la Fórmula 1...

Desmotivación al cuadrado


No salimos de Ferrari que volvemos a ella. Ahora es don Luca, quien haciendo añicos aquello de que Ferrari está por encima de las personalidades que la componen, propina un estúpido varapalo al piloto que ha sacado las castañas del fuego a La Scuderia de 2010 a 2014.

No tengo nada en contra de que los equipos zurren a su pilotos. Cada cual gasta de lo que tiene y en este sentido, os recuerdo lo que tantas veces he dejado escrito aquí mismo: a pesar de los pesares, como tifoso y alonsista he disfrutado como un jabato de los cinco años de convivencia entre la de Il Cavallino Rampante y el asturiano.

martes, 16 de febrero de 2016

¿Otra de Ghosn?


No parece demasiado razonable que Renault piense en otra cosa que en los puntos durante 2016. El chasis de los Lotus no iba tan mal y las unidades de potencia francesas sufrían en Toro Rosso y Red Bull, respectivamente, pero se conocía cuál era el mal que las aquejaba y a ratos, parecía incluso posible su solución...

Renault iba a comprar Lotus precisamente para restañar sus heridas. Eso se dijo, o al menos, así lo recuerdo, pero el proyecto RS16 adolece de cualquier cosa menos de alegría.

Look who's talking


Don Sergio ha hecho añicos el sueño de Maurizio de llenar la posteridad con su nombre. Dice de él el Gran Jefe Indio: «Si le tengo que buscar algún defecto es que no está en el lado técnico de las cosas», vamos, que aquello de que se había reunido un 10 o 12 de diciembre de 2014 con Resta y Byrne para definir el SF15-T en tiempo récord, no se lo cree ni el presi de FCA.

No está mal, ni bien, ni medio bien, para qué demontre vamos a engañarnos. Marchionne va a su bola y no repara en gastos. Según su humilde punto de vista, él entiende más de ferrarismo que todos los tifosi juntos, lo que choca diametralmente con la filosofía canónica de Montezemolo, y por supuesto, con la pragmática de Enzo Ferrari.

lunes, 15 de febrero de 2016

Regreso al futuro, el drama


A falta de que se confirme la noticia por parte de Movistar, la Fórmula 1 se verá esta temporada unicamente a través de la modalidad de pago —esto ya lo sabíamos—, pero con una reducción considerable de presupuesto que originará que los Grandes Premios se retransmitan desde un plató, con una presencia en los circuitos que podríamos calificar de testimonial —esto no se sabía—.

Para qué os voy a engañar. El asunto ha dejado pasmado al personal esta mañana, en cuanto se ha conocido, y como de momento no hay ningún desmentido, el runrún y los llantos continúan a estas horas. Y tiene su gracia, no me digáis que no, porque tras años de tirar pedruscos contra las retransmisiones en abierto, puede que venga Movistar y nos dé información de pago pero con las mismas limitaciones que la gratis que al final no lo era.

viernes, 12 de febrero de 2016

La canción de las noches perdidas


El bueno de Joaquín cumple años. Los canallas no son lo que eran, corren malos tiempos para la lírica y tal, pero Sabina sólo nos queda uno.

En días como hoy aunque de otras fechas, en que el reloj se pone a cero para mis conocidos o mis seres queridos, o para mí mismo, pienso sin querer en Michael Schumacher —concretamente en ese momento suyo que muchos tifosi no quieren reconocer porque se fue con otra, con Mercedes AMG para ser exactos— y en cómo las vibraciones cósmicas le hicieron errar el tiro en su retorno, cambiándole las sábanas de la cama sin avisar siquiera.

jueves, 11 de febrero de 2016

Caperucita feroz


Tener familia guipuzcoana ofrece a un vizcaíno una perspectiva más completa de la vida. No sé cómo explicarlo mejor aunque en el fondo, sospecho que es como tener un pie en El Imperio y otro en La Rebelión.

Los que me habéis escuchado en cualquier podcast al que me hayan invitado, pero sobre todo en esos epicentros de la corrupción postmoderna que son El Yate de Flavio y por supuesto SafetyCast —por cierto, salvo errata, estamos en el aire el próximo lunes—, conocéis de sobra mi tendencia a hablar más rápido que mi propia sombra, facultad que haría palidecer al mismísimo Luky Luke a la hora de desenfundar su revólver. Pues bien, aviso, existe alguien todavía más rápido que yo.

miércoles, 10 de febrero de 2016

El entierro de la sardina


Por lo que se ve, sigo manteniendo intacta mi legendaria capacidad para meterme en jardines de difícil salida, pues no contento con escribir esta mañana sobre el libro de Antonio Lobato, esta tarde me ha dado por hablar de Carmen Jordá.

Es miércoles de ceniza y la semana está resultando mejor de lo que preveía, pero así y todo, tengo conciencia de que hoy he clavado un nuevo clavo de fuego en mi ataúd. 

Volando sobre el asfalto [Antonio Lobato]


Con el sugerente subtítulo: «Los años que tocamos la gloria en la Fórmula 1»,  el periodista Antonio Lobato nos ofrece en su libro «Volando sobre el asfalto» (Planeta, 2015), una bonita oportunidad para acercarnos a aquel instante en que España fue puesta en el mapa de la máxima diciplina del deporte del motor gracias a Fernando Alonso, obviamente desde una perspectiva personal que recuerda en algunos de sus párrafos y salvando las inevitables distancias, a las crónicas de los reporteros de guerra.

Lobato no se complica la vida. Cuenta en primera persona lo que vivió y sintió desde que le eligieron para acercar la Fórmula 1 al espectador medio de Telecinco, hasta que Alonso está a las puertas de arrancar la temporada 2007 defendiendo los colores de McLaren con dos títulos mundiales bajo el brazo...

martes, 9 de febrero de 2016

Crucemos los dedos


Las acciones de la rossa no obtienen respiro. Los mercados no responden como se esperaba pero a cambio, daría lo mismo que nos pusiéramos a invernar hasta la temporada 2017, ya que sin haber recorrido un miserable kilómetro todo el mundo da por seguro que Ferrari puede arrebatar sus laureles a Mercedes AMG este mismo año.

No pretendo hacer de ave de mal agüero, menos con La Scuderia, pero tanto optimismo preventivo como rodea a la italiana puede llevarnos a un soberano chasco a poco que nos pasemos de vueltas con él. Brackley no se ha quedado ni se va a quedar quieta y eso es algo con lo que no se cuenta o con lo que no se quiere contar, que lo mismo da porque resulta igualmente grotesco.

Apocalypto


Escucho al mar desde mi estudio, llamando a la guerra mientras devora hoy como ayer la arena de la playa de Gorliz. El cielo sobre él y sobre mí nos regala una temperatura tibia y pienso, cómo no, en Pastor y en las infinitas selvas esmeralda de las que ha salido.

Recuerdo todavía aquel incendio que se desató en el box de Bruno Senna, en Williams, tras el Gran Premio de España 2012. Un cortocircuito había desatado un infierno de humo y caos en el garaje de la británica. Maldonado había ganado aquella carrera y había sido alzado en el podio en señal de homenaje, por Fernando Alonso y Kimi Raikkonen, pero vestido aún con el mono de trabajo y la gorra publicitaria, quedó inmortalizado brevemente llevando un chiquillo amedrentado a sus espaldas.

domingo, 7 de febrero de 2016

Fan boost


Me crié viendo a mexicanos haciendo de sioux o apaches mescaleros. Algún caucásico también había entre las tribus hostiles al hombre blanco, para qué llevarnos a engaño, pero de lo que sin duda me harté bien, fue de ver a norteamericanos haciendo de griegos o romanos...

Las matinales de cine deberían estar contempladas como uno de nuestros más sagrados derechos constitucionales, de esos que se cumplen a rajatabla, vamos. Por una parte proporcionalmente pequeña de la paga semanal, se aprendía historia de aquella manera mientras la chavalería se acostumbraba a uno de los lenguajes más bellos que existen. También nos empapábamos de humor con Fernandel y Louis de Funès, nos fogueábamos en el noble arte de prestar unas perrillas a los amigos para que más tarde te las devolvieran, o no; y con un poco de suerte, los más avispados incluso sacábamos un doctorado en eso que se llama distinguir entre realidad y ficción.

sábado, 6 de febrero de 2016

Zulu Golf


Cuando decides llevar adelante un blog del tipo que sea, la primera elección pasa por aceptar si quieres ser tú mismo o vas a dedicarte a dar homilías.

Desgraciadamente, dejé pasar la posibilidad de elegir en 2007 y fue Nürburgring el que eligió por mí a partir del mismo instante en que lo alumbraba. La bitácora y yo íbamos a ser nosotros mismos le pesara a quien le pesase, y así durante ocho años largos que serán nueve este próximo agosto. Media vida, que diría aquél. Demasiado tiempo aunque apenas hayamos cambiado porque seguimos hundiendo nuestras raíces en la misma tierra que nos vio nacer.

Halo. Protección insuficiente


No voy a andarme con rodeos: no me gusta la solución propuesta por el departamento de diseño de Mercedes AMG para proteger el habitáculo de los monoplazas, que al final, parece haber sido aceptada por consenso, por FIA, escuderías y pilotos. 

Dicho lo cual, como siempre que he hablado de este asunto he remarcado frente a los puristas del cockpit abierto, que la alteración de las líneas tradicionales de un vehículo de competición sólo era una cuestión estética ante la cual los aficionados nos acabaríamos habituando, no me queda otra que aceptar que aunque rematadamente feo, el Halo supone un gran paso adelante en la necesaria búsqueda de la seguridad.

viernes, 5 de febrero de 2016

¡Mecachis!


Comenté a inicios de 2014, que condicionar la evolución de las unidades de potencia a una serie de azarosos peldaños anuales, que diría Forges, organizados además, por número decreciente de segmentos revisables o tokens, era poco menos que envolver una trampa para osos en papel de regalo, ya que llevábamos encima unos años que entre absurdas economías, se había concretado día sí y día también, que quien daba primero daba dos veces en Fórmula 1, para colmo, desde febrero y con dos cogieron.

La paulatina reducción de horas de túnel de viento y de ordenador, la pérdida de entrenamientos y la abundancia de felonías tan estúpidas como diferentes en colores y sabores, han dado lugar a que no exista forma humana de recuperar el terreno perdido o no resuelto adecuadamente en invierno, lo que conlleva además, que quien no se haya visto favorecido por la diosa Fortuna, comience a plegar los trastos en verano y a poner velas a la Virgen por aquello de intentar ser el primero la temporada siguiente...

miércoles, 3 de febrero de 2016

La presentación del Renault


Estoy en una edad tonta y parece que resulta irremediable que me quede como inquilino en ella. Hoy he tenido un día bastante movidito que me ha impedido zascandilear en las redes sociales, y el caso es que después de almorzar, he bajado al estudio con la ilusión a flor de piel por ver la máquina que competirá este año bajo pabellón Renault, que como sabéis, ha sido presentada al populacho este mediodía.

Se me han saltado las lágrimas, pero de la risa. 

lunes, 1 de febrero de 2016

The host of Seraphim


La actitud profundamente esquizofrénica que lo mismo postula en la actualidad, que Ferrari está por encima de sus pilotos que convierte a Michael Schumacher en sinónimo de Maranello, lleva a este viejo tifoso a que sentirse inquieto ante la posibilidad de que tan pesada losa pueda suponer un palo en las ruedas de la nueva andadura de la rossa.

No hace mucho alababa la postura cauta que habían adoptado Arrivabene y Vettel ante las altas expectativas enarboladas por Sergio Marchionne para 2016, y hace menos, recordaba aquí mismo, que la leyenda de La Scuderia se había forjado más en las derrotas que en las victorias en Fórmula 1 y otras disciplinas del motorsport, y que se debía a Luca Cordero di Montezemolo la indisoluble alianza entre la rossa y lo más alto del podio... 

La batalla más larga


Me preguntaban el otro día sobre la razón de que me muestre tan poco optimista con los cambios previstos por nuestro deporte para 2017 o 2018, o cuando sea que se implementen definitivamente, ya que al parecer de momento no hay acuerdo, y como os comentaba el martes pasado, algún día me tenía que meter con esto de los tamaños en Fórmula 1, así que miel sobre hojuelas, que decía aquél.

Qué mejor momento que hoy para zanjar ambas cuestiones, mientras esperamos pacientemente a que los monoplazas de este año empiecen a desfilar por la pasarela y los dedos se nos hacen huéspedes por ver las novedades que nos deparará 2016.