domingo, 6 de noviembre de 2016

Gente buena para el negocio


Afirmando que la Fórmula 1 necesita una docena de Hamilton, Bernie viene a comportarse como un trilero manejando vasos de cristal para ocultar el garbanzo. 

Mal está que una persona de su posición haya entrado en el juego de desestabilización contra Nico Rosberg. Mal, también, que el boss haya tomado partido por uno de los dos únicos aspirantes al título de esta campaña. Pero peor me parece que esté disparando contra uno de sus sueños más húmedos: que la temporada llegue viva a la última carrera.

A inicios de 2014, en previsión de que la sesión estuviese muy igualada y en evitación de dominios contraproducentes para el espactáculo, como el protagonizado por Sebastian Vettel durante la última parte de 2013, Ecclestone se posicionó publicamente a favor de que las tres últimas carreras valieran el doble de puntos [dentro enlace], lo que llevó, como mal menor, a que tan sólo el Gran Premio de Abu Dhabi de aquel año se distinguiera con tamaña aberración.

Pues bien, en 2016 Bernie ha cambiado de opinión, y cuando la sesión nos está ofreciendo una recta final repleta de incertidumbre, nos sale tirando de un rancio nacionalismo británico que si bien no asoma las orejas en toda su dimensión, sí está presente en cada una de sus palabras. La aureola del mítico british racer sobrevuela a Lewis Hamilton, y aunque en pista no se haya visto tan claro, el mandamás de la Fórmula 1 lleva semanas introduciendo sutilmente el gusano de la falta de credibilidad en la manzana de Mercedes AMG.

No lo dice abiertamente, lo insinúa. Intuye que a Lewis le pueden estar haciendo el caldo gordo en Brackley y apuesta por su chico, como apostó en 2007. Porque la Bruja de Blancanieves siempre tiene preferidos, gente buena para el negocio.

Os leo.

3 comentarios:

Cao Wen dijo...

Pues sí: la abuela Bernie y la tía Whiting cocinan un muy grumoso potaje de "rancio nacionalismo británico". Sólo echo en falta en los fogones al hijo del partido nazi inglés, con su pimienta de fustas y palmetas disciplinarias.

Anónimo dijo...

Se la van a meter doblada a Nico y, por ende, a nosotros.


King Crimson

TINO RODRIGUEZ BENEDITO dijo...

El primer plato de este previsible menu fue la descarada no sancion de Lewis en el GP de Mexico...Y no se pone ni colorao...con dos cojones