lunes, 3 de octubre de 2016

¿Dónde coño ibas, quillo...?


No dedico una entrada a Vettel desde el 27 de mayo de este año [Life of Mars?]. En ella hablaba de la mochila de Ángeles, de su niña, del cambio de ciclo deportivo que inauguraba el paso de Vertsappen a Red Bull, y de que a Sebastian le hacía falta mirarse en Kimi para enfrentarse al Nunca Jamás al que tarde o temprano recurren los que no quieren crecer: «El entorno no cuenta —le decía—, Max no existe y todavía hay tiempo para convencer a todos, incluso a los que ahora nos vuelven la espalda, de que el mañana se esculpe sobre derrotas más que sobre victorias.»

Pero el de Heppenheim sigue empeñado en que sean otros los que le desbrocen el camino, y yo me pregunto: ¿cómo cojones se lidera un proyecto sin asumir que tarde o temprano te pueden partir la cara?

Mi abuela decía que no conviene escupir al cielo, pero Sebastian se empeña una y otra vez en orinar por barlovento, y ahora son el buen ambiente y el buen rollo, y los ositos de peluche y los halagos de Maurizio, los que se han puesto en fila esperando turno para llamar idiota a todo un tetracampeón del mundo que se muestra incapaz de reaccionar ante la que está cayendo.

En Malasia era importante para Ferrari sumar puntos. Era más importante que nunca porque en Bélgica también fue importante, y en Rusia, y en China. Aunque ahora, además y para colmo, no queda tiempo ni margen de maniobra porque se acaba la temporada aunque sobren las excusas. Y en éstas andábamos ayer, cuando en vez de pensar en La Scuderia, Vettel siguió creyendo que basta que te llamen líder para serlo...

¿Dónde coño ibas, quillo...?

La vida es una hijaputa de tomo y lomo. Y si en China Daniil era poco menos que un suicida por ver un campo de fútbol y tirarse a él, ¿cómo calificamos intentar meterse por el agujero de una aguja?

El negocio es crudo, chaval. No se puede intentar la misma mentira dos veces porque ni Kvyat fue culpable en Shanghai, ni Verstappen lo fue ayer, como vino a demostrar Anthony Davidson en su análisis. Y lo malo es que ya van unas cuantas que han supuesto una auténtica sangría de puntos para Ferrari en una campaña que necesitaba mantener la cabeza fría. Y no me digáis que a qué viene a cuento esto, porque lo dejé escrito en abril [El método Maurizio].

Total, que entre intentos de hazañas personales se nos va la vida. Y las aspiraciones de la rossa con ella, porque hay un culpable y esta vez no voy a andarme por las ramas: se llama Sebastian y se apellida Vettel.

No es que no haya otros culpables más arriba —¡váyase sr. Marchionne!—, pero abajo, sobre el asfalto, en la trinchera, hace carreras que sobra el querer ser como Michael Schumacher. Tocaba entender el escenario, leerlo adecuadamente, asimilar de una puñetera vez que cuando te vistes de rojo, siempre es preferible que Il Cavallino Rampante quede segundo en el Mundial de Constructores que consentir que se rían de él porque tu ego no soporta que no lo iluminen los focos.

10 de noviembre de 2010. Abu Dhabi se disputaba cuatro días después. Sebastian ni siquiera estaba postulado para campeón del mundo de aquella temporada. Pero escribí esto: «¡Vettel, Vettel, Vettel!, el nuevo eslogan para este próximo invierno. ¿Y luego qué? ¿Cuando el éxito se haya acabado, qué? ¿Qué será de Sebastian cuando inevitablemente pierda brillo o sufra los rigores de una mala temporada?» [¡Vettel, Vettel, Vettel!].

Mi abuela —disculpadme que la mencione tanto—, también decía que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Tal vez por esto mismo los marineros mean a la mar siempre por sotavento, y Juan Manuel Fangio nos dejó dicho: «Hay que intentar ser el mejor, pero nunca creerse el mejor.»

Os leo.

15 comentarios:

El Abuelo dijo...

"Las carreras no se ganan en la primera curva, pero muchas veces se pierden"
Juan Manuel Fangio

Alberto dijo...

Como siempre Jose muy acertado en tu planteamiento con fingerboy.

Hay otra cosa que me pareció lamentable de este personaje es que ni siquiera se digna a pedir disculpas por casi arruinar la carrera de Rosberg.
Coño tio, acabas de mandar a la cola del pelotón al actual lider del mundial que se está jugando el campeonato!!
Deja de mirarte el ombligo y aunque pienses que no fue por tu error se un caballero y pide disculpas... A lo mejor de esta forma tus compañeros de profesión empezarán a respetarte un poco.

Cada vez quedan mas lejos tus títulos y más cercana tu imagen de mal deportista y pésimo compañero de profesión.

Antonio dijo...

Yo soy Alonsista y reconozco que "el del dedo" me fastidió mucho en los dos mundiales que Fernado perdió ante Red Bull, el primero por errores de su escudería y el segundo por la inacción de la FIA. Dicho esto y pasados ya dos mundidales (tres en su haber) de "caballo loco" (me encante ese apodo) tengo que decir lo siguiente del alicaido Vettel.

A mi me gustó mucho el Vettel que debutó con BMW, ganó una carrera con Toro Rosso y luchó hasta el último instante con "el gentelmen de la F1" (Button) con un coche inferior.

No me gustó el Vettel de los cuatro mundiales seguidos que al llevar un coche tan dominante, no pudo saborear las victorias sufridas e igualadas. La FIA y la prensa lo encumbraron y Ferrari le puso la zanahoria. Picó el anzuelo y pensó que todo iba a ser de color "rojo", pero no se dió cuenta que ya no era "el niño bonito" del negocio.

Ahora debía ser un Killer, luchar a muerte con un coche inferior, dar el 150%, llevar el coche al límite y ser un lider (OS SUENA DE ALGO......). No lo está consiguiendo y si se baja del barco rosso, la prensa hará sangre y mucha, y los cuatro mundiales conseguidos no le van a servir de nada. El Olympo es para los Dioses y Vettel se va a quedar sin entrar en él.

Si recupera el hambre de su debut y la frescura de su primera victoria, es probable que logre un mundial con "los de colorao" que se valorará más que los cuatro que tiene con Red Bull. No debe rendirse, debe luchar, poner firmes al equipo y a los "jerifantes" y si se rinde me arriesgo a batizinar que "caballo loco" aceptará el reto. ¿Cambio de cromos para el año que viene?...............Se aceptan apuestas.

El Alonsista dijo...

Buenos días.

Empiezo reconociendo que Vettel no es santo de mi devoción. No llego al extremo de afirmar que sea un segundón que tuvo la suerte de pilotar un coche hegemónico; sino que es un buen piloto, seguramente entre los 5 mejores, pero que hay que verle tembién en las duras, no solo en las maduras.

Y esta temporada, al igual que 2014, me está demostrando que será un buen piloto en circunstancias favorables, pero cuando los elementos van en su contra, no se ve en él un líder capaz de liderar un equipo en circunstancias adversas. Y como ejemplo tenemos su puntuación en el mundial de pilotos: ahora mismo superado por un Raikkonen, que creo que no es el de sus mejores épocas y en 2014 superado por un Ricciardo trabajador.

En Malasia se equivocó (y eso le puede pasar a cualquiera), pero este año van unos cuantos errores. Lo siento, pero no, no voy a admitir a Vettel en el club de los superclase sólo porque tenga 4 mundiales. Este deporte dejó de ser hace tiempo un deporte de pilotos para convertirse en un deporte de ingenieros y magnates.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Seamos justos.La temporada pasada hizo un temporadón ganando 3 carreras y marcando poles ante coches mucho mas rapidos,y en esta de no ser por Kvyat en Rusia,de su equipo en Australia y Canada,y de numerosas averias que ha sufrido,estaria mas arriba y tirando del carro pese a algun error propio.En Singapur salio atras e hizo una buena carrera pensando en el equipo,pero todo piloto debe de arriesgar en la salida y ayer ni en Spa le salio bien.Si pidio disculpas a Nico justo cuando acabo y aunque es cierto que entra pasado,si os fijais el punto de frenada no es tampoco una locura,obviamente con el coche cargado es mas complicado y se le va de madre,un error de pilotaje que todos pueden cometer.Aun recuerdo una pasada de frenada de Alonso en la misma cuerva con Ferrari que le dejo el aleron delantero debajo y perdio puntos importantes.No es una curva facil y menos en la salida.La crucifixion que se esta haciendo de Sebastian Vettel sin tener en cuenta que este año ha sufrido muchos gremlins y ha podido ganar al menos 2 carreras de no ser por la estrategia,me parece desmedida.Y su unica defensa pasa por intentar hacer equipo y no excusarse en el empedrao ni crear mal ambiente.Eso tambien es pensar en el equipo.Asumir errores y seguir.Habra a quien no le guste como piloto,pero los 4 mundiales que ha ganado se los ha ganado en la pista justamente,igual que cuando ha sufrido para entender una nueva normativa Ricciardo le gano con justicia y no pasa nada.No hablamos de dioses sino de pilotos entre los que unos frenos de carbono distintos o unos neumaticos suponen apenas decimas.Creo que esta en su peor momento como piloto y habria que ponerse en su piel para juzgarlo mas alla de nuestras preferencias.

Tadeo dijo...

Sigo con lo mio: Vet no llega a los 30.

saludos

Aficionando dijo...

Será por frases: un piloto excelente demuestra que lo es cuando tiene un coche mediocre.

Aficionando dijo...

Anónimo, ¿sabes lo que pasa? Que cuando eres un piloto prepotente y mal compañero, como acertadamente ha dicho el Jefe, te esperan con las picas enhiestas en tu caida. A Button nadie le crucificó cuando, después de ganar un mundial, no lo hizo al siguiente año. Lo de Alonso, ya sabemos de las fobias que produce en algunos sectores, pero se le reconoció, al menos, los esfuerzos que hizo después de sus dos mundiales. Hamilton ganó su primer mundial y después de hundió en la medianía, pero tampoco se hizo sangre con él. Despues ganó otros dos mundiales, con un coche muy superior, cierto. Pero Vettel... No creo que goce de simpatías entre sus compañeros, es un mal perdedor y un mal ganador. Ahora le toca sufrir.

chema dijo...

Anonimo pides demasiado, ser justos... ¿Mal compañero? Si que le pregunten a Kimi.

Anónimo dijo...

El caso es que la impresion que se tiene de vettel en España de prepotencia es muy injusta.Nadie sabe que por ejemplo se salto una orden interna y aparecio en el video felicitando a Alonso, reconocio publicamente que Ricciardo le ganaba en la pista justamente,nunca ha hecho alarde de ostentacion y el otro dia se disculpo como ha hecho otras veces.Claro que es un tiburon en pista y a veces se ha equivocado,como cuando se queja por radio pero hasta Weebber habla bien de el ahora y creo que todos se quejan.No debe ser tan mal deportista y no utiliza las redes sociales para meter mierda o miente a los comisarios,simplemente es humano como todos y un piloto de carreras que ha peleado por todo lo que ganado,y eso incluye errores y equivocaciones como creo que es logico y normal en el deporte tanto para los criticos envidiosos de Alonso,Hamilton o quien sea.No sera el mejor piloto pero que importa si lo que queremos los espectadores es que arriesgue y se la juegue.De eso se tratan las carreras,los equipos a mi me dan igual,bastante mermado esta el espetaculo como para que los espectadores nos andemos fijandonos en que equipo suma puntos,cuando es precisamente el amigo Bernie junto con Pirelli quien decide.

Anónimo dijo...

Y por cierto,vettel tuvo un coche mediocre en Toro Rosso,si mal no recuerdo el 6o equipo de la parrilla y realizó la mejor puntuación en la historia de la escuderia y eso que era puntuacion antigua,con algunas actuaciones muy meritorias.Yo creo que es un buen piloto,que ha hecho poles y ganado carreras con 3 escuderias distintas y con distintas normativas.Si lo comparas a Alonso puede que sea mas rapido a una vuelta o incluso en mojado,pero por lo demas no admite comparacion y eso es injusto para el,porque ningun otro piloto de la actualidad la podria asumir.Alonso es unico y completo,pero que no sea el mejor no significa que no merezca un poco de credito deportivo.

Tadeo dijo...

Jose, para cuando una entrada sobre "Love Actually"?

Saludos

Aficionando dijo...

Anónimo, pues alguna razón habrá para que no sea un piloto tan apreciado como debería a pesar de sus títulos. Yo no he afirmado nunca que no sea un buen piloto, ojo, sino que ni siquiera sus propios compañeros le tienen mucho aprecio. Es quejica en pista y poco respetuoso con los demás: es raro el gran premio en el que no se queja de alguno, incluso en entrenamientos o llama idiota a otro piloto. En cuanto a Webber, dudo que hable bien de él, y si lo hace es porque Webber es un tipo muy noble. Además, cuando se marchó a Porsche LeMans, no criticó a Vettel, entre otras cosas, porque uno de los patrocinadores principales de Porsche era Red Bull.
A Vettel ya le están criticando en Italia, le critican en Gran Bretaña y seguro que no le tienen mucha simpatía en Holanda, Australia o Rusia.

Anónimo dijo...

Aficionado,acepto la duda y tu teoria.Pero ahora toca preguntarse,tambien se critico a Alonso y a Lewis en su dia,o a Schumacher en todo el mundo.Mira la dr cazurros que tira con bala en este pais contra el mejor piloto de la historia que es de su propia tierra asturiana.Creo que algo bien ha hecho para que tus compañeros te critiquen,ganar 4 mundiales por ejemplo.A Checo tambien le dan cera,a Gutierrez....pero no se nota tanto porque no es el piloto mejor pagado de la historia rossa.Esta claro que en pista se queja,y tambien hay otros que llaman idiota a compañeros,donde queda Montoya.Senna no levantaba muchas simpatias que digamos entre sus compis y Gilles tampoco.Eso no es un indicador en mi opinion.

Tadeo dijo...

Vaya por Dios, llamar torpedo e idiota a Vet porque gana más dinero es de ser tonto, muy tonto, casi tontolahaba.

Balones fuera !!!!


Saludos
PD: Ah no!!!, falta la envidia como argumento