viernes, 25 de marzo de 2016

La pregunta correcta


La Fórmula 1 es un escaparate gigantesco que ni es sostenible ni busca satisfacer a sus fans. El espectáculo que ofrece es una mera excusa para continuar viviendo un trecho más. La sangre que corre por sus venas se llama dinero. Los dólares son el alimento de los dioses, sin ellos nada es posible; con ellos, se puede soñar...

Cuanto antes seamos capaces de interiorizar los aficionados todo esto, antes disfrutaremos de un escenario poliédrico que no nos tiene manía, como se dice por ahí, y que por supuesto, no pasa de nuestro trasero constantemente, como se afirma reiteradas veces, entre otras cosas, porque suponemos la menor de sus preocupaciones.

El primer deber del deporte es sobrevivir, incluso sobrevivirse a sí mismo —ahí, con dos bemoles—, y la última prueba de que lo que acabo de decir va a misa, la hemos presenciado esta misma semana.

Como conocemos de sobra, acabada la calificación para el pasado Gran Premio de Australia, parecía que había consenso en que el novedoso sistema utilizado era poco menos que una cochambre. 

No hubo equipo que no echara pestes contra él. Christian Horner daba un paso al frente y pedía públicamente perdón por la metedura de pata. Y la FIA y los equipos, con la aparente aquiescencia de Bernie, anunciaban que se volvía al sistema antiguo, aunque tan sólo unos días después, aquello se convertía en agua de borrajas para desolación del vulgo.

Sonó raro que Pirelli, normalmente alineada con las posturas de Ecclestone, pusiera peros al retorno a la vieja calificación después de Melbourne, a fin y a cuentas, la cosa parecía que ni le iba ni le venía a la milanesa, pero sin embargo, la oposición de Force India resultaba más comprensible: con un coche prácticamente idéntico al usado durante 2015, la escuadra de Silverstone había conseguido que Checo Pérez y Nico Hulkenberg casi entraran en la Q3, logrando la nona y décima plaza respectivamente...

En toda lógica, la afición ha comenzado a ver en Force India la causante del paso atrás, aunque a mí me ha dado por pensar en si estamos haciendo la pregunta correcta.

Y es que no me parece casual que una de las escuderías que acumula mayores problemas económicos, pretendiendo seguir consiguiendo mayor visibilidad por aquello de pillar un buen patrocinador, haya tascado el freno a la iniciativa de volver al sistema antiguo de calificación en Bahrein. Ni mucho menos, que haya encontrado un buen aliado para su propósito en el proveedor único de compuestos.

El nuevo sistema beneficia a la india, ¿por qué iba a renunciar a continuar sacando provecho en el emirato árabe?

Como indicaba al comienzo, esto no es una historia de buenos y malos en la que los aficionados siempre llevan la peor parte. Es una cuestión de pasta y de supervivencia, y si Force India sobrevive, El Circo en su conjunto también sobrevive y todos, incluso nosotros, nos beneficiamos de ello.

Hasta donde llego, desconozco qué demonios se puede estar cociendo en Bahrein que sea interesante para el negocio, pero si la FIA se ha desdicho y los equipos no han puesto ni una miserable pega en el momento de escribir estas líneas, se debe, salvo que me fallen las cuentas, a que la elección de gomas realizada por la de Vijay Mallya a finales del año pasado, proponen a su equipo como firme candidato a emular en Sakhir lo cosechado en tierras australianas o incluso a entrar en el selecto club de la Q3...

Desde luego no tengo una bola de cristal, pero si me viera obligado a hacer la pregunta correcta: preguntaría qué hay de nuevo en Bahrein que nos beneficia a todos, aunque soy consciente de que sin duda, tardaremos bastante en saberlo.

Os leo.

1 comentario:

Mario Cadenas dijo...

hola JOSETE . yo pienso que el problema de la nueva clasi es que lo an ligao todo. propongo 40 minutos non stop salida detrás del safety
un solo juego de neumáticos a escoger y gasolina para aguantar según el puesto por el que vallas a pelear. después de la segunda vuelta el mas lento fuera. asi asta que quede el ultimo. que se gana?
los coches mas lentos llevaran mejores neumáticos y menos gasolina,
los coches medianos llevaran ,medias y mas carga por lo que los tiempos se igualan , y los mas rapidos pues como van a estar mas tiempo compitiendo tendrán neumáticos mas duros y mas carga de gasolina. la igualdad sera maxima la estrategia del piloto sera muy atener en cuenta y muchas sorpresas.....