miércoles, 17 de febrero de 2016

Desmotivación al cuadrado


No salimos de Ferrari que volvemos a ella. Ahora es don Luca, quien haciendo añicos aquello de que Ferrari está por encima de las personalidades que la componen, propina un estúpido varapalo al piloto que ha sacado las castañas del fuego a La Scuderia de 2010 a 2014.

No tengo nada en contra de que los equipos zurren a su pilotos. Cada cual gasta de lo que tiene y en este sentido, os recuerdo lo que tantas veces he dejado escrito aquí mismo: a pesar de los pesares, como tifoso y alonsista he disfrutado como un jabato de los cinco años de convivencia entre la de Il Cavallino Rampante y el asturiano.

Otra cosa bien diferente es que, especialmente, me toquen los pelendengues estas revisiones de la historia a las que nos tienen acostumbrados los responsables de Maranello, ya que si Fernando ha supuesto un problema o como afirma Montezemolo: desmotivaba al equipo, lo cierto es que el de Oviedo ha disimulado muy bien.

En el periodo oficial, tres subcampeonatos (2010, 2012 y 2013), con 11 victorias y 44 podios, y una suma de 1.190 puntos en un saldo total de 1.741, o lo que es lo mismo: el 68,35% de lo obtenido por la rossa. Con respecto a Felipe Massa, su compañero de 2010 a 2013, tenemos 1.029 puntos del español frente a 496 del brasileño (un sonoro 207%), y en relación a Kimi Raikkonen (2014), 161 puntos frente a 55 (un clamoroso 292%)...

Obviamente Fernando se podía haber comprometido más. Cuando Aldo Costa solicitaba a Montezemolo arreglar el túnel de viento, por ejemplo, el Nano tenía la obligación de sacar la llave inglesa del bolsillo y echar una mano; o cuando Ferrari persisitía en mantener a mi Felipe o incluso dejarlo correr para sí mismo, Alonso debía haber cogido el volante de los dos coches. En el aspecto estratégico y deportivo, Fernando y su desmotivación son sin duda los responsables de que Stefano Domenicali no diera ni una en el clavo, de que Marmorini y Tombazis hicieran respectivamente de su capa un sayo, o de que Fry no fuera el inglés adecuado...

Todo esto es culpa de Fernando Alonso porque Michael Schumacher ya dijo en su momento que el futuro de Ferrari era Sebastian Vettel. Pena que nuestro compatriota no lo supiera cuando sacrificó dos años de su carrera profesional a su salida de McLaren, esperando precisamente a La Scuderia.

En fin, se ve que las acciones de Ferrari no remontan ni con respiración asistida, y que al paso que vamos, acabará saliendo el chaval del mocho para acusar al Nano de que escupía en el suelo de los talleres cuando ya estaba limpio, pues Ferrari está por encima de las personalidades que la componen y tal.

Os leo.

3 comentarios:

brutus dijo...

La historia de siempre,cuando alguien quiere salir en la prensa solo tiene que hablar de Fernando y cuanto peor hable mas titulares.Que mala es la envidia

GRING dijo...

Falta un suspiro para que en Ferrari empiecen a borrar la imagen de Fernando Alonso de las fotos del pasado,a lo Stalin Style. Montezemolo, o era un mentiroso antes (maldita hemeroteca, al gusto del consumidor)o lo es ahora o lo ha sido siempre. Si Fernando Alonso desmotivaba a Ferrari podrían haber rescindido su contrato casi sin problema y si la desmotivación tenía como origen que el equipo Ferrari no estaba a la altura de su piloto y no era capaz de fabricar una máquina competitiva, pues apaga y vámonos. Ferrari es una decepción contínua.
Saludos!

Gustavo Dalmazio dijo...

Me permito comentar desde la lejana Argentina - donde para ver a la F1 en directo debemos recurrir a Internet ya que ni pagando packs de canales tenemos ese derecho-, y sin ser fanatico de Alonso, aunque reconocedor de ser uno de los mejores pilotos de estos ultimos 20 años, que, a mi criterio, las palabras de los (ex)responsables de Ferrari solo tratan de ocultar la falta de capacidad tecnica y humana que el equipo demuestra desde la salida de sus filas de Schumacher y su entorno mecanico. El detalle en la nota de puntos ganados en esos 4 años con una herramienta por demas inferior que jamas estuvo a la altura de los Red Bull ( y ahora de varios otros) y solo pudo ser exprimida por demas por el esfuerzo personal del asturiano. Felipe Massa (solo un buen piloto) y Kimmi Raikonnen (creo que ya esta de vuelta) son la muestra de lo que cualquier buen piloto puede sacar de ese auto. Ni siquiera un vuelco reglamentario gigantesco , con la oportunidad que eso significa para un equipo superpoderoso como Ferrari (con todo el respaldo de FIAT) permitio que se acercaran mas a la punta. No seria mucho mejor que el señor Montezemollo justifique mas en que dilapidaron es escandoloso presupuesto con que cuentan mirandose mas hacia dentro, no?