viernes, 1 de enero de 2016

Mire usté


Acabo de salir ileso del partido de vuelta de estas Navidades, aunque manchado de barro hasta las orejas. La cosa empezaba bien y con todo aparentemente controlado. Dominaba el centro del campo a poco de comenzar la contienda, pero entonces, el rival ha abierto mis líneas de par en par sobornando a mi suegra y mi madre... 

He jugado entonces al contragolpe. Duro. Cerrado atrás pero controlando la banda izquierda con ayuda de mi sobrina Sara, permitiéndome sólo dos o tres salidas para intimidar la portería enemiga. El resto: aguantar el desequilibrio de fuerzas como un cosaco, evitando en lo posible que el agujero en nuestra defensa se convirtiera en el siete que le hizo el hielo al Titanic. Empate a cero como resultado, pero porque es uno de enero y a estas alturas, absolutamente todo es cansancio...

Y ya a las tantas, en el puesto de mando, me encuentro con que Adrian Newey hace picadillo a los monserguistas del fair play, del todo es limpio en la Fórmula 1 y si no opinas igual, tú más, contándonos en primera persona, que en 2009, Max Mosley aceptó el doble difusor como animal de compañía por razones meramente políticas, a pesar de que el reglamento opinaba otra cosa.

No me ha pillado de sorpresa, la verdad. Hemos hablado tantas veces de esto, y aquí mismo, que da un poco de pereza ponerse las botas de goma y la máscara antigás para volver sobre el asunto. O Charlie Whiting ha sido siempre un idiota de tomo y lomo, o siempre ha sido el torticero que hemos presupuesto desde que San Juan Bautista bajó el dedo. 

Se ve que era el torticero que relataba en la línea anterior. Nada que objetar, en serio. Toda historia necesita un necio o un hijoputa, y la nuestra rebosa de ambas cataduras en la misma persona. Tenemos suerte y debemos felicitarnos por ello. Ahora bien, me gustaría saber si la FIA desestimó el doble difusor propuesto por Renault, por las mismas razones políticas que ayudaron a admitir a trámite el que propusieron Brawn GP, Toyota y Williams. Fernando militaba entonces en la de Enstone y tendría su gracia que estuvieran equivocados los que piensan que la federación no mira de reojo al asturiano, o aojado, que viene a ser lo mismo.

Ya puestos, también me gustaría conocer si se aceptó por razones políticas el F-Duct, ideado inicialmente por McLaren en 2010 con intención de limitar la carga aerodinámica del alerón trasero de sus monoplazas —era contrario al espíritu de la normativa, pero prosperó hasta convertirse en el gérmen del actual DRS—. O si el máximo organismo miró por razones políticas para otro lado, cuando lo de los mapas motor y el efecto Coanda de 2011, que acabaría estallando en 2012; o con aquello otro de que las noses de los Red Bull flexionaban la leche de 2010 en adelante, aunque una y otra vez superaban los test de carga. Eres puta una vez y lo pareces siempre, y me gustaría conocer sobre todas las cosas, si en lo de Pirelli en el Gran Premio de Gran Bretaña de 2013, también existieron razones políticas...

He empatado con mis cuñadas pero Newey acaba de desvelar por qué llamo gilipuertas a Sebastian Vettel, y por qué pitaban los aficionados a éste en 2013.

Sé que habrá más de uno que no duerma bien esta noche, pero es lo que hay. El hasta hace nada máximo responsable de la cosa, queda señalado tal que un día como hoy, como el promotor de que fuera posible convertir el reglamento 2009 en papel para limpiarse salva sea la parte, lo que nos lleva a que los títulos del más joven tetracampeón huelen a lo que estáis pensando, mayormente porque no pueden oler a otra cosa.

El alemán no tiene la culpa, quiero dejarlo meridianamente claro, pero se lo cree, cosa que me jode sobremanera. La FIA mira bonito y se pasa por el forro de aquel sitio lo que se supone que es norma, o mira turbio a tipos como Fernando, quien en 2006 tuvo las santas narices de llamar a las cosas por su nombre, como por cierto, también hizo Senna unos años antes. Sacad vosotros las cuentas, pero mire usté, ni los runners en sus días más épicos, serían capaces de poner un pero a esta entrada.

Palabra de Newey, palabra de Mosley. Palabra de Dios.

Os leo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Que la Fuerza te acompañe pequeño Padawan.

Desde el 2006 esto de la Fórmula 1 ya no es lo que era, menuda balsa de aceite no como en aquellos convulsos días con tanta rueda de prensa y tanta guerra del Imperio contra la República del Jedi campeón. ;)



King Crimson

Anónimo dijo...

Que duro es a veces vivir con plena conciencia de las cosas, el 99% de las veces te sentirás incomprendido y estarás sólo como la una

orel dijo...

Jajajaja... así que desde 2006 esto ya no es lo que era... ostras, qué casualidad.

De que en 2005 metieron un cambio en la normativa de neumáticos con la cual Ferrari pasó de arrasar en 2004 a no ser competitivo... de eso mejor no decir nada, ¿verdad?.

La vida es dura... parecía, en 2006, que Alonso se iba a comer el mundo y mira: hoy hay dos pilotos más jóvenes que él, con más títulos que él.

Pero... todo puede cambiar. Suerte y que os sea leve.

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Orel, hijo, el nivel de ignorancia que despliegas, hace inevitable que despierte para matizar un par de cosillas.

Primero: en 2007 entra en vigor la figura del proveedor único, curiosamente Bridgestone, el suministrador habitual de Ferrari, lo que hace que en 2006, los que seguían apostando por Michelin, se comieran el año con patatas.

Y segundo: Ferrari y Schumacher están a puntito de calzarse ambos títulos en 2006. Se quedan a tan sólo 13 en el de pilotos y a 5 en el de Marcas. En 2007, Ferrari es campeona del mundo en Constructores y pilotos (Kimi), y en 2008, vuelve a ganar el de escuderías, perdiendo el de conductores por 1 miserable punto en Interlagos.

Hala, que te sea leve a ti ;)

Jose

Puntoenboca dijo...

Supongo que en su soberbia, sr. Tellaeche, tendrá alguna explicación para el apoyo de Michelin a Renault en 2005 y 2006 (http://f1radical.com/2013/08/14/una-charla-con-isaac-prada/), y para el mass-damper declarado ilegal por la FIA en 2006. ¿No fueron ventajas o trampas? ¡Señor, Señor, las idioteces que hay que leer!

Jose Tellaetxe Isusi [Orroe] dijo...

Puntoenboca ;) No sé de qué planeta venís el amigo Orel y tú, pero el tono ofensivo de vuestras palabras me toca especialmente las narices.

Me he leído la entrada de Jose Arce, y me quedo con la estrecha relación de Michelin con Renault, pero también con la frase lapidaria de Isaac Prada: «Sin embargo en 2006 el Renault sí fue el mejor monoplaza».

Dicho lo cual, Prada también dice: «el McLaren pero el problema es que era un coche típico Adrian Newey, muy rápido pero muy frágil, lo que les supuso muchos abandonos» y a colación, te recomendaría que leyeras esta entrada http://www.f1technical.net/f1db/cars/890/mclaren-mp4-20, donde McLaren nos comenta: «This has seen positive collaboration with all our Technology Partners, particularly Michelin in adapting to the extended use requirements of tyres for the coming season, when they have to last the entire race distance.»

A lo peor la estrecha relación entre Michelin y Renault, se impuso por la fragilidad de los coches de Woking ;)

En cuanto al mass-damper, te voy a decir lo que he dicho en otras ocasiones: Williams y Ferrari también lo usaban cuando fue prohibido. Pero lo que estaba prohibido y se siguió usando por Maranello hasta después de la victoria de Kimi en Melbourne 2007, fue el fondo plano flexible ;)

Un abrazote

Jose

Jorge dijo...

Jajajaj otra lechada más en los ojos de los antialonsistas,volved a por más, lo que estos iluminados no dicen es que el mass damper decían que atentaba contra el espíritu de la norma, o sea, no era ilegal en realidad, esta misma argumentación pero al revés es la que se empleó para validar algunas de las trampas más escandalosas que llevaba el Red Bull de Grettel, pero claro para los iluminados esto no existe...

El Abuelo dijo...

Me voy a tener que pasar más a menudo.

Aparte de que escribes que da gusto y coincidimos en varias ideas... solo por ver como repartes collejas, merece la pena pasarse.

Y sí. No nos pilla de sorpresa que, ahora, Newey diga lo que ya hemos cantado estos años.

Mosley, Whiting y ahor Todtt, actuan más por política que por deporte.
Otorgan favores a quiene ellos quieren.

Lo llevan haciendo hace muuuuuucho tiempo.
Lo sorprendente es que haya quien no lo ve.. o no lo quiera ver.
Un saludo.