sábado, 31 de enero de 2015

El maestro armero


Sebastian tiene que estar ahora mismo a punto de mostrar la misma cara de perplejidad que enseñó cuando en Turquía 2010, intentó adelantar a Mark Webber y el australiano contestó ¡por mis huevos!

He escogido precisamente una instantánea de aquel bello momento en vez de una más actual, porque el instante goza de una épica difícilmente trasladable a otros contextos incluso similares. Vettel está anonadado por su infantil proceder y no sabe si ciscarse en todo lo que se menea o llevarse el dedo a la sien para echarle la culpa al maestro armero que da título a esta entrada...

Sauber C34


El Sauber de esta temporada es tremendamente coherente con su antecesor, el C33, pero a diferencia de lo que observaba en el caso del Force India [Force India VJM08], mi opinión sobre el monoplaza suizo es optimista ya que desde mi humilde punto de vista, el diseño del C34 ha venido a resolver los problemas sufridos el año pasado, al menos sobre el papel, con notable inteligencia.

El rake menos pronunciado tal vez sea uno de los síntomas más llamativos. Hemos hablado tanto de la necesidad que tenía Ferrari de trasladar la downforce bajo el fondo plano lo más cerca del eje trasero desde una configuración de doble suspensión pull-rod, que podría parecer que no es posible lograr este tipo de posado en pista desde un esquema más convencional (pull-rod posterior y push-rod anterior). 

Lotus E23


Lotus presentaba el E23 de este año sin cita previa con lo cual, gracias a la sorpresa acaparó una bonita cuota de interés que no se vería empañada en ningún instante, ya que la cantidad de fotografías ofrecidas por la de Enstone, permite una mejor observación del vehículo a pesar de que este no deja de ser un modelo 3D.

Como es de sobra conocido, la escudería de Gerard Lopez rompía el año pasado su tradicional alianza con Renault para pasarse a las filas de los coches que usan la unidad de potencia PU106A de Mercedes-Benz, de forma que resulta enteramente comprensible que el E23 haya buscado su mayor fuente de inspiración en el W05 que usó Mercedes AMG durante 2014.

viernes, 30 de enero de 2015

Force India VJM08


Si ya resulta pateticorro hacer un análisis sobre una serie de renders 3D, ni os cuento lo que supone hacerlo sobre una maqueta escala 1:1 de un coche que se va a saltar los entrenamientos de Jerez porque la calderilla en el bolsillo de la escudería no llega ni para tabaco en caldo.

Está malucha la cosa, tanto que sin Marussia y Caterham en el horizonte cercano, duele incluso hablar de Force India como candidata a hacer mutis por el foro, pero es lo que hay, no nos llevemos a engaño. Otra cosa es que Vijay Mallya sea uno de esos toros a los que a veces les cuesta llevar alta la testuz porque a cornamenta le eclipsen pocos, aunque al final la llevan, y bien alta.

Williams FW37


O no se han explicado adecuadamente ahí fuera o se me lee muy poco —cosa nada descabellada porque al diablo se le ocurre intentar prosperar en la red de redes escribiendo tuits de unos 4.000 caracteres de media—, pero está cundiendo el desánimo más o menos inconsolable porque los coches de 2015 parecen bastante calcados a los de 2014.

A ver, el reglamento estrenado el año pasado se ha retocado un poco pero básicamente sigue siendo el mismo y de suyo, lo normal es que cada escudería haya enfatizado las cosas buenas que encontró la temporada anterior, aplicándose a evolucionarlas para que sigan siendo útiles durante la sesión que estrenaremos en breve y corrigiendo además, obviamente en la medida de lo posible, los errores de diseño detectados.

Dos padres en apuros


Me resulta sintomático que Sebastian Vettel se haya dejado ver en su desembarco en Maranello, en cualquier coche menos en el estigmatizado F14-T, pues siendo honestos, hay que decir que el coche que se presentará hoy, inevitablemente tendrá que parecerse más al tractor rosso que han conducido Kimi Raikkonen y Fernando Alonso en fechas recientes que al F2012, por ejemplo.

Diferente concepto, diferente posado en pista y también diferente propulsor y entrega de potencia, son sin duda las señas de identidad de esta extraña toma de contacto con vehículo y pista que ha protagonizado el de Heppenheim en su estreno con La Scuderia, lo que si bien encajaría con esa teoría del no asustar demasiado al tetracampeón que ha sobrevolado su aparición estelar con Ferrari —el F2012 es lo más parecido a los Red Bull que ha producido la italiana estos últimos años—, también podría darnos alguna pista sobre por dónde pueden ir los tiros de esa bestia que se llamaba 666 hasta hace nada y hoy se adornará definitivamente con el nombre SF15-T.

jueves, 29 de enero de 2015

A McLaren le sobran letras


Mientras esperamos a que se presente oficialmente el McLaren MP4/30 de este año en la monumental sede de la escudería británica en la localidad de Woking, me apetece echar el ratito para ayudar a entender por qué habiendo transcurrido 35 temporadas con esta, desde el estreno del MP4/1 en 1981, en 2015 la secuencia numérica se corresponde con una cifra sensiblemente más baja.

En la actualidad resulta habitual que cada sesión disponga de un vehículo con distinta denominación, algo que encaja con pasmosa naturalidad en la puntillosa personalidad del patrón de la inglesa, Ron Dennis, quien no se cortó ni un pelo en adornar la «M» tradicional del equipo que pusieron en pie Bruce McLaren y los hermanos Mayer en 1963, apostillándola con el archiconocido «P4» que no supone otra cosa que la reverberación del Project Four Racing con el que Dennis se hizo conocido en F2 antes de pasar a mayores.

miércoles, 28 de enero de 2015

Desmontando a Orroe


No soy de los que mendigan respeto aunque sí de aquellos que tienen libreta donde apuntan las afrentas, no sea que por dar poca importancia al asunto se me acaben olvidando.

Soy así pues porque sí, que dirían los de Calle 13, aunque confieso que me he pasado la tarde escuchando a Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán. Bebiendo buenas melodías, nostalgia y gratos recuerdos a partes iguales, que como el alcohol, me ayudan a destilar lo mejor que llevo dentro.

martes, 27 de enero de 2015

Guía para mejorar la entendederas


Sin casi habernos dado cuenta, nos encontramos en esa etapa de la temporada en que unos ven muchas cosas y otros no cazan ni una al vuelo y no porque no quieran, sino porque ha calado en ellos eso tan extendido de que la Fórmula 1 es muy compleja.

Es complicadilla, tampoco vamos a negarlo, pero siendo sincero tengo que decir que ni tanto ni tan calvo porque a ver, un vehículo de la máxima categoría no deja de ser una cajita de cerillas con cuatro ruedas, aunque muy estrecha porque solo lleva un pasajero, el piloto.

lunes, 26 de enero de 2015

El guateque


Entre los múltiples contrasentidos que adornan la Fórmula 1, se encuentra esa sinrazón por la cual, Bernie rechaza las redes sociales, youtube y casi internet entera, pero transige de buena gana en que las escuderías enseñen la patita de sus vehículos mayoritariamente a través de la pantalla de un ordenador, una tablet o el smartphone.

La sustancia del despropósito radica, siempre bajo mi humilde opinión, en que el negocio en su conjunto tiene un grave problema de identidad que acostumbra a trasladarnos año sí y año también, como si nos incumbiera a nosotros resolverlo.

domingo, 25 de enero de 2015

Michael también pasó por aquí


En esa manía tan nuestra de reclamar hipotecas sobre parcelas saldadas, el nombre del único heptacampeón que tenemos se yergue de un tiempo a esta parte como un fantasma que sin necesidad de haber estado aquí, sin embargo vivió entre nosotros y sufrió en nuestra misma mesa, las carencias de una Fórmula 1 que a día de hoy no reconoce ni la madre que la parió.

Duele reabrir heridas y más con Michael indefenso y apartado quizás para siempre del mundanal ruido, pero puesto que son otros los que lo enarbolan para escupir sobre la última etapa vivida en La Scuderia, resulta pertinente hacer de tripas corazón para recordar que la ilusión de que el Kaiser podría haber levantado Ferrari como no lo ha hecho nadie en este pasado lustro es tan solo eso, una ilusión que hunde sus pies de barro en un manantial de aguas cristalinas.

sábado, 24 de enero de 2015

Oí al búho susurrar mi nombre


Siempre hay un sufrimiento mayor que el tuyo, un frío más intenso que el que tú sientes. Una soledad que aprieta con más insistencia que la que te agarrota contra esa misma pared de hormigón armado, a cuya sombra impenetrable nos sentamos todos a esperar con miedo a que suceda lo que creemos inevitable. Como si algo quisiera hacerte saber lo pequeño que eres incluso en tu propia derrota, siempre encontrarás una más dolorosa que entierre la tuya bajo toneladas de otoñales hojas secas...

Miramos hacia atrás con insistencia numantina, volviendo la cabeza hasta hacernos imposible el caminar, por discernir qué hubo ayer que no existe hoy ni habrá mañana, y con suerte encontraremos que el pasado sufre empacho de microcuentos que ahora no tienen cabida y de botellas con mensajes que quizás nadie leerá, porque su mar es tan perverso y traicionero como el nuestro, pero sus olas bañan las arenas y rocas del mítico País de Nunca Jamás.

viernes, 23 de enero de 2015

Streiff, la pieza fácil


Nadie negaría que Philippe Streiff se ha puesto en aprietos él solito. Ha cuestionado a la FIA en su derrame de letras sobre el accidente de Jules Bianchi y a Jean Todt y Gérard Saillant, la inoportuna ingerencia les ha sentado como un cuerno sonando a la hora de la siesta, de manera que han anunciado que van a empitonarlo en los tribunales, o que lo han hecho ya, o que vaya usted a saber si todo esto no acaba como tantas y tantas cosas que afectan a la ilustre institución.

El piloto francés que casi pierde la vida en 1988 es un resentido que recientemente, ha sido sacado a patadas del entorno que vela porque no se quiebre el silencio que rodea a Michael Schumacher en su convalecencia y recuperación. Tuvo mala suerte en Jacarepaguá, fue tan solo eso, aunque si no hubiese hecho caso a los que le desanimaron de interponer una demanda por negligencia a la FIA, seguiría igualmente yendo en silla de ruedas pero a lo mejor, además de haber tenido mala suerte, tendría así mismo el aval de la razón.

jueves, 22 de enero de 2015

Los buttonflautas


No está el horno para figuras retóricas pero anda la platea bulliciosa creando pareados y rimas, cuando no desenfundando el diccionario de la Real Academia Española de la lengua con la intención de meter a quien se mueva, un poco de supuesta cultura entre ceja y ceja.

Hace mucho que no discuto de letras pero algo os diré: lo que afirma la R.A.E. en sus tomos no va a misa aunque por comprensible necesidad, deba estar presente en toda liturgia que contenga palabras y composición de frases, y sí, también párrafos. Pero no. Como digo, la institución que vela por preservar el legado de nuestro idioma hace más de notario con bujía en la mano que de explorador, y conste aquí que este es uno de los más viejos debates que la rodean.

lunes, 19 de enero de 2015

Pull-rod, de momento


La filtración que apunta a que Maranello podría seguir usando una suspensión tipo pull-rod en la parte delantera de la Ferrari de este año, ha sentado como un auténtico jarro de agua fría.

Las razones parecen obvias: los tifosi llevamos tres años consecutivos cosechando pobres resultados sobre la pista y a falta de mejores datos, la responsabilidad se intuía que caía del lado de la configuración del tren anterior. Aunque siendo honestos, hay que decir que esos tres años se convierten en tan solo uno, 2014, y que con toda probabilidad, la culpa del desvanecimiento sobre el asfalto del F14-T, la ha tenido más el escaso rendimiento de la unidad de potencia que el tipo de suspensiones utilizadas.

viernes, 16 de enero de 2015

Unas líneas sobre Ricciardo


«Muchas veces pienso en qué sería de nuestro deporte en cuanto a opinión si blogueros como yo, no estuviéramos hablando todo el día de Alonso...»

Es broma aunque en el fondo no lo sea tanto. La cita corresponde a la entrada de uno de los capítulos de mi libro, en el que desgrano puntualmente todas esas cosas que me siguen sorprendiendo con el paso del tiempo —continúo siendo como un chiquillo, lo siento—. Como por ejemplo, esa sensación que albergo al respecto de que si los alonsistas señalados dejásemos vía libre para que se hablara realmente de Fórmula 1, como se nos requiere con insistencia numantina, se seguirían acumulando las entradas y comentarios sobre el asturiano porque seamos sinceros, mencionarlo, para apuñalarlo mayormente, vende infinitamente más.

jueves, 15 de enero de 2015

Lo mejor está por llegar


Incapaces de resistirnos a nuestra propia previsibilidad, la guerra de trincheras entre aficionados comienza incluso a producir lástima con el transcurso de las temporadas.

Lo llevo percibiendo al menos desde las dos anteriores y casi daría por cierto, que los primeros síntomas permanecen todavía anclados en 2012 o más atrás. No estuve atento así que no puedo afirmarlo con rotundidad. En todo caso, en aquellas edades andábamos entretenidos con los difusores soplados que eran escapes sopladores o con el señor Coanda y sus cartografías indescifrables, lo que siempre nos supondrá una bonita excusa a la hora de explicarnos por qué trotamos de aquí para allá, para no salir jamás del establo.

martes, 13 de enero de 2015

Valtteri in blue


Vivimos tiempos dominados por el escepticismo más absoluto o la más absoluta sumisión a identidades, como quien dice labradas en mármol de Carrara y casi intocables. No pàrece haber término medio y en lo nuestro, esta polarización suele acarrear que tipos como Bottas, casi pasen desapercibidos.

No es que no se hable del de Nastola, ni siquiera estoy diciendo que no se reconozcan sus méritos, pero Valtteri es ese tipo de pilotos en el que muy pocos caen hasta que lo mencionas. Entonces sí, entonces surge el inevitable: ¡Ah, sí. Es muy bueno!

lunes, 12 de enero de 2015

Ahí lo dejo


Aprovechando que estos días ha habido barullo mediático para dar y tomar y que la Fórmula 1 languidece con el Dakar todavía en danza, aunque Carlos Sáinz cayera en combate —a ver si estos próximos días toco la maldición que afecta siempre a los que lo arriesgan todo—, me he entretenido poniendo al día mi videoteca de carreras, reencontrándome con los lapiceros y los pinceles, limpiando de archivos inservibles el ordenador, leyendo aquí y allá fundamentalmente sobre nuestro deporte, aunque básicamente, todo ha consistido en recuperar fuerzas durmiendo como un jabato mientras mi costillar vuelve a estar como instantes antes del estornudo fatal.

Obviamente, cuatro días dan para mucho y puesto que el blog ha respondido estupendamente —por primera vez no hemos bajado en la primera quincena de enero de 1.000 visitas diarias, como sucedía otros años—, también he estado dando vueltas a determinados aspectos de nuestro entretenimiento que lo convierten en un rico caldo de cultivo, donde incluso cabe discutir hasta el agotamiento sobre el sexo de los ángeles.

miércoles, 7 de enero de 2015

Nous sommes tous Charlie-Hebdo


En la imagen de entrada, Prostvuelve intentando darme caza y yo, con el DRS activado en el taca-taca. Tablas. Además de llevar abierto el bendito cachivache aerodinámico acabo de pulsar el fan-boost y por si fuera poco, con el dedo gordo del pie izquierdo, he puesto en marcha la parte eléctrica de la unidad de potencia... No me cogerá jamás, ¡muahahahahaha!

Hoy, en París, tres valientes armados hasta los dientes han ajusticiado a una docena de nosotros en su lugar de trabajo, como si fuesen putos conejos. Dice Pérez-Reverte que la tercera guerra mundial ha comenzado como si algunos no lo supiésemos de sobra mientras un manús enbozado en un palestino rojo, le dice a la periodista Ana Pastor que tengamos miedo...

martes, 6 de enero de 2015

Alain Prost y el tres en raya


Aunque parezca increíble, existe un tipo que ganó tres campeonatos mundiales con McLaren en la categoría de pilotos y no se apellida Senna.

Es más, el piloto del que estoy hablando estuvo en Ferrari y acabó a hostias con Maranello para recalar posteriormente en Williams y lograr su cuarto entorchado, y luego retirarse, y más tarde convertirse en leyenda viva cuando metafóricamente hablando, más le valdría haber quedado maltrecho en una cuneta, ya que como es de sobra conocido, la plebe siempre se muestra infinitamente más generosa con los muertos que con los vivos.

Brackley affaire


Algo no anda bien en Brackley. Por mucho que la anglo-germana haya vencido con soberbia autoridad en los mundiales de pilotos y marcas durante la pasada temporada, las sensaciones que transmite el cuartel general de Mercedes AMG no son nada buenas, ya que estar a estas alturas de la película con la prolongación del contrato de Lewis Hamilton sin firmar sobre la mesa, como quien dice a las puertas de que estrenemos la sesión 2015, es cuando menos, sintomático.

El de Stevenage es dueño de su destino. Es también el vigente campeón del mundo y nadie mejor que él para saber qué es lo mejor para su futuro, pero chasquea bastante que siga pensándoselo tanto antes de estampar su firma para ligarse unos añitos más, con la que hoy por hoy es la mejor escudería de la parrilla.

lunes, 5 de enero de 2015

Beltoise y Elías


Corría 1974 y aunque resulte increíble, yo aún llevaba pantalones cortos. Mis piernas, Giorgio, o mejor dicho, la genética paterna, me animaba a seguir persistiendo en preferir llevarlas medio al aire que secuestradas bajo el tergal o la maldita lana que siempre me producía algún que otro quebradero de cabeza, y yo, orgulloso de sacar provecho a aquello de estudiar en un colegio de pago de raigambre francesa en Portugalete, pronunciando Beltuás ante Ramón, Morúa, Norberto o Javier y Poncho, mis compañeros de batallas adolescentes durante aquellas edades ahora tan pretéritas.

Todavía huelo el pan y el chocolate Chobil de las meriendas que preparaba mi madre, y siento el aroma a pescado del puerto de Santurce, y noto en mis pies las caminatas entre mi pueblo de acogida y mi pueblo natal. También recuerdo Santa María y su patio, y los frailes, y aquella envidia sana que sentía por los Levi's 501 que llevaban Montalbán y Mantiñán. Fijo que aquella tela azul no tenía que picar como los coño pantalones heredados de mi hermano mayor. La lana que abrigaba mucho... Giorgio, tú me entiendes.

domingo, 4 de enero de 2015

Dos veces bueno


Tras largos preparativos y una sucesión de notables campañas publicitarias enfocadas al caldeado del ambiente, el raid más famoso del mundo, el Dakar, ha comenzado a rodar en su edición de este año por tierras y desiertos de Sudamérica. Y como suelo hacer todas las temporadas por estas fechas, aprovechando la noticia, me animo a reflexionar esta tarde sobre esa tos profunda y fea que aqueja a la Fórmula 1 desde tiempo inmemorial, que al parecer nadie sabe curar. Aunque esta vez y por fortuna, dispongo de nuevos elementos a la hora de meterme en harina.

Bernie Ecclestone y la curiosa concepción que tiene de su negocio como espectáculo, son esos nuevos elementos de los que hablaba hace un instante. Y es que el británico está muy mayor —sí, lo afirmo aunque en condicional— si lo único que se le ocurre para justificar el ninguneo constante de las redes sociales y el sempiterno dar la espalda a las nuevas generaciones que se permite hacer la F1, es mencionar el soberbio poder adquisitivo de algunos setentones.

sábado, 3 de enero de 2015

Segmento a segmento, Mercedes sigue siendo el rey


Mientras digerimos las uvas, que veo que andamos todavía espesos, quiero aprovechar la ocasión de que apenas nos lee nadie para deciros que aunque tarde, acabo de concluir mi libro en la parte terminable, es decir, en su extensión preliminar, 356 páginas de momento.

Acabada la temporada, metí en cintura el capítulo correspondiente a 2014 y aprovechando que no lo iba a publicar en Navidades ni por el forro de los cogieron, me he permitido leerlo de nuevo de cabo a rabo, buscando las inevitables erratas, matizando algunos aspectos de la literatura y mejorando en lo posible la propia maquetación. Y aquí estamos, a 3 de enero, que diría aquél...

¿Que qué pienso?


Lo bueno de enero es que empieza tarde y lento. A poco que nos descuidemos nos ponemos como quien dice a mediados a la vuelta del segundo fin de semana y como con esto de la recuperación de la crisis, dice Rajoy que los meses ya dan para llegar enteros hasta el 18 —más o menos, no vamos a ser cicateros—, febrero y su cuesta se nos estarán echando encima casi entre que cerramos y abrimos los ojos. Un parpadeo, vamos.

Además, en lo nuestro, parece que viene denso, así que no nos quejemos. 

viernes, 2 de enero de 2015

Se va a liar


Tal y como está el asunto, los neumáticos suponen una bomba de relojería en Fórmula 1, ya que si un vehículo precisa de al menos dos años entre ser diseñado en la mesa de trabajo o el ordenador y su definición, el suministrador único de compuestos trabaja en definir sus productos sobre unos tiempos infinitamente más cortos.

Este notable desfase horario da lugar por un lado, a que se haya elevado a los altares eso tan tonto de «entender los neumáticos» —siempre se ha hecho— y por otro, a que sobrevuele la competición un aroma que huele a improvisación o a algo peor, por los cuatro costados.

jueves, 1 de enero de 2015

Sami en Yas Marina


Tengo dos amiguetes a cuál más peculiar y además, dispongo de algo de tiempo mientras termino de hacer la digestión de la comida de Año Nuevo, que entre pitos y flautas nos hemos levantado de la mesa allá como a las 18:40, así que con vuestro permiso y el suyo, of course!, me dispongo a echar el ratito, que diría aquél.

El caso es que mi amigo uruguayo no tiene dobleces ni tampoco cultura de Fórmula 1, cosa que le importa un pimiento, vaya por delante. Aunque no me lo ha confesado, ambos sabemos que llegó a todo esto en 2007 y eligió bando equivocado, haciéndose de McLaren y Hamilton como se podría haber hecho de McLaren y Alonso. De vez en cuando pasa por aquí para recordarme que opiné un día que Fernando se podía ir pa' Mercedes, pero en general, el chaval tiene buen fondo aunque llame viuda roja a mi amiga Marta, a mí, cabrón con el teclado, y ahora que Toto ha mencionado que como Lewis no renueve su primera opción es el de Oviedo, no sepa dónde meterse.

El síndrome de la princesa encantada


Esta será posiblemente, la última entrada que escriba sobre Ferrari y Fernando juntos, y será así porque quiero correr página ya que otros parecen incapaces de hacerlo.

Entendedlo. Para un tifoso como yo, resulta complicado asimilar que el equipo que está por encima de sus conductores, mecánicos e ingenieros, de todas las personalidades que lo integran, en una palabra, recurra tan fácilmente a echar sus responsabilidades sobre los hombros de aquellos pilotos que no han sabido liderarla como Michael Schumacher, como quien dice, elevando a categoría de canon la experiencia del alemán en Maranello.

Bienvenidos a 2015


Hace unas horas que estoy levantado. El final del segundo tramo cronometrado de las fiestas no terminó tan mal como preveía, ni tampoco tan temprano. En todo caso, he dormido poco pero bien, quizás porque hoy, por fin, es 1 de enero.

Me he entretenido hasta hace un instante oteando el mundo. Comprendiendo en la medida de mis posibilidades cuán de enfermitos estamos y cómo es posible reducir El Quijote desde el interior de un Calibra, a una sola frase: «Loco por leer libros de caballerías, Alonso Quijano se vuelve cuerdo poco antes de morir. El resto es paja...»