domingo, 6 de mayo de 2012

¿Dónde estás, ángel caído?


Agazapado en la cuarta plaza del mundial de pilotos, el Rey pescador, Jenson Button, permanece al acecho en una temporada larga que nadie se imaginaba que comenzase a ser tan larga y tan apretada como se ha desvelado en tan solo cuatro miserables carreras.

Ganaba en Melbourne pero cedía la rodilla en Shanghai y Sakhir, y así y todo sigue estando a 10 puntos de Sebastian Vettel, lo que bien podría llevarnos a preguntar qué demonios lleva dentro este británico glamouroso que parece un atleta griego de cuando a Zeus se le respetaba como Dios manda.

Mientras parece que gana en la gabacha Francia un Hollande que servirá primero y sin duda a su pueblo, aunque de rondón nos sirva a nosotros para esquivar el yugo impuesto por la Merkel, pienso en esta dulce saeta, cincelada en seco sobre carne tibia, hermoso en su más amplio sentido, de ojos claros como el alba, casi perfecto, con un estilo que muchos quisieran, cuyas suavidades internas disfruta Michibata en el calor del las noches, los días y los mediodías, y cuyas aristas duras disfrutamos los que le vimos plantar cara desde un BAR a la Ferrari de 2004 para naufragar después en Honda, y resucitar más tarde en una endemoniada y tramposa Brawn que a la postre le granjeó alcanzar en el Olimpo el lugar que ocupa entre nuestros sobresalientes.

Los que me seguís desde casi el principio, sabéis de sobra que Jenson me gusta y que lo he defendido siempre, como gato panza arriba, incluso cuando se armó de valor para meterse en la boca del lobo arrimando su hombro al de Lewis. 

Es cierto que Dennis ya no estaba y que por tanto todo era distinto a lo que sufrió Fernando. También lo es que Button es británico y que eso suma puntos en una escudería donde serlo supone un bonus, pero había que tener agallas y Jenson las tuvo para aguantar al ídolo en 2010, incluso para derribarlo en 2011, hasta el punto de que la de Woking ha cambiado sus miras y lo ha puesto en la diana de sus expectativas...

Y aquí está el tipo al que muchos daban por acabado cuando levantó la voz para decirle a Honda que con aquel cacharro de 2008 no había nada que hacer, quien en 2009 labró su victoria final en la primera mitad de la temporada, pero que lejos de hacerse el orejas, la defendió con uñas y dientes en sus postrimerías. El mismo que en 2010 acusaba recibo de lo que le iba a ser su vida deportiva como no se pusiera las pilas. El mismo que al año siguiente marcaba a Hamilton el territorio donde iban a jugar aunque no quisieran. El mismo que hoy lidera McLaren desde la sombra.

Y aquí estamos él y yo, aparentemente solos, preguntándonos qué cartas marcadas guardamos, cómo haremos para no equivocarmos, valorando juntos si es más bonito Frome que Gorliz, y apostando a cuál será el circuito donde Michibata y el que os escribe saltarán de alegría porque en el fondo ya lo sabían

Ella nos interrumpe y afirma con cierto puntito de soberbia que en Mónaco. Yo asiento, pero juego lo que tengo a que también cantamos el alirón en el Gilles Villeneuve. Él se limita a mirarnos, pero su sonrisa simétrica y perfectamente delineada de gentleman británico, augura que no se va a conformar con tan rácanas aspiraciones. Quiere el doblete, el segundo de su lista, el bicampeonato, ponerse a la altura de Seb o de Fernando, grabar su nombre en el Olimpo más Olimpo de todos los Olimpos, labrarlo en granito o mármol para que todos recuerden que se llama Jenson, que fue un ángel caído y que ha resucitado.

8 comentarios:

Txomin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Txomin dijo...

Oops.

Button es Inglés y blanco. Hamilton es Británico y negro. Si conoces la isla, sabrás lo que eso significa. La "suerte" de Hamilton se acabó cuando contrataron a Button. Era, esencialmente, el objetivo de traer a Button. Y, aunque a mi también me gusta el chaval, no es un fuera de serie... lo cual pone al amigo Lewis en su sitio, sin hype ni leches.

GRING dijo...

Yo este año noto en Jenson un cambio de actitud, un cierto punto de "agresividad", o mejor, de cierta chulería,que nunca había percibido en sus declaraciones. Llámame quisquilloso, si quieres.Seguramente algo de la prepotencia de la iglesia Wokingiana se le ha pegado ya; o del mismo subirse a las barbas del intocable. Y la sensación es que esto le perjudica, que pierde calidad cuando se le hincha el pecho, y el que antes se podía llamar "Rey Pescador" en situaciones difíciles, en esta nueva tesitura sale perjudicado en la pista. Veremos su evolución. Sobre lo de Hollande, veremos las cuentas públicas que se encuentra.Es muy bonito hablar de crecimiento, pero esto, desde iniciativa pública, solo se puede conseguir de 3 maneras: Con dinero en caja ,pidiendo crédito o tirando de maquinita. Si a es negativo, b tiene el grifo cerrado por los mercados y c depende del Banco Europeo, que es quien gestiona el Euro (con todos los matices que quieras)veremos qué ocurre. Para España es posible que sea fantástico, porque es posible que "los mercados" muevan el punto de mira un Estado hacia arriba.¿Animar el cotarro en plan Keynes? Me encanta que los que se autodenominan socialistas tiren de la memoria de un liberal para hacer políticas económicas de "izquierdas". Por cierto, ¿donde te podemos encontrar aparte de en esta casa? . Saludos.

Interlagos dijo...

Yo sólo sé que mi hijo Luis, de dos años, afirma desde hace ya mucho tiempo que el mejor piloto del mundo es ¡¡¡ BUTTON !!!

Un abrazo!

J. Arce dijo...

Pues yo soy muy de Hamilton, digno heredero de Gilles y Ayrton pero sin la suciedad y malas artes de éste último. Y aposté por él para este año pero estoy empezando a creer que los Pirelli están hechos para gente como Button. Una pena.

Interlagos dijo...

Tildar de sucio y de emplear malas artes a Senna, y más cuando se le compara con Hamilton, cuando menos es un chiste de mal gusto.

Senna, a diferencia de Hamilton siempre contó con la oposición del poder establecido, encarnado en J.M. Balestre. En cambio Hamilton, desde su primera carrera, fue ojito derecho en su equipo, en la FIA y en Ecclestone. Si su estrella se apaga no será por falta de apoyos externos precisamente.

Lo siento, pero creo que algunas palabras hay que medirlas y sopesarlas antes de escribirlas.

¡Un saludo!

GRING dijo...

Yo estoy con Interlagos en su opinión sobre Senna, y eso que iba con Prost en sus duelos. Senna era un duro competidor, pero ¿sucio?.A Hamilton tampoco le considero un piloto con "mala idea";quizás corto de ideas,o mejor, poco cerebral.Un piloto bravo, de cualquier forma.

Tadeo dijo...

Para sucios Chumi, para poles Senna y para mejor de la historia Prost.

A mi me gustaba el Button festero y que iba por su cuenta y que aunque no ganara carreras, aprovechaba el circo para ser un James Hunt moderno. Recuerdo una entrevista donde contaba que se ponia nervioso antes de una prueba (libres, pole o carrera) y se encerraba en el cuarto del box 5 minutitos con su chica y salia tranquilo y relajado.

Ahora ha sentado la cabeza, se ha vuelto formal y gana mundiales, pues bienvenida seas Jessica, tu chico tiene mucho que agradecerte.

Saludos