lunes, 31 de octubre de 2011

¡A que no hay huevos!


Como sabéis, los de aquí arriba somos mundialmente famosos por disponer de un nivel de apuesta prácticamente ilimitado, lo que no se comenta es que si somos tan voraces para medirnos ante quien sea, es por tener algo sobre lo que discutir, porque la discusión nos mola, tanto que es un deporte arraigado en nuestra sangre al estilo de otros como el fútbol, la pelota, el corte de troncos, los bueyes, las traineras o incluso la kukaña, etcétera.

A lo que iba. A pesar del éxito obtenido por Buddh International Circuit en llenado de gradas, la presencia de medios se ha reducido ostensiblemente, y en esto estaba mientras sostenía la plumilla en la mano, cuando he pensado en la forma de recuperar la expectación perdida fomentando el espectáculo en su estilo más puro.

domingo, 30 de octubre de 2011

Smog [India]


La superioridad de Red Bull es tan grande que todos sabemos lo que va a ocurrir en cuanto uno de ellos, preferiblemente el que lleva el número 1, toma las de Villadiego nada más iniciarse la carrera. No obstante, quedan por ahí 23 coches en los que fijarse sin que el polvo del ambiente nos nuble la vista.

Eso es precisamente lo que he hecho esta mañana mientras me tomaba un Cola Cao bien calentito.

Convivencia


El renacer que está sufriendo Toro Rosso con la temporada prácticamente vencida, no encaja ni a presión en un escenario que tradicionalmente no resulta generoso con los equipos pequeños.

Tras unas semanas algo desconectado de todo esto, escribí hace poco que Red Bull podía estar usando la estructura de Faenza en beneficio propio. Ayer, más liberado, disfruté como un enano observando con el bisturí en la mano las posibles diferencias y similitudes entre el RB7 y el STR6, por ver si encontraba pie para soportar mejor mi idea loca del otro día, toda vez que Tombazis había admitido pública y recientemente que el próximo Ferrari no va a seguir la estela del Red Bull, pues al fondo de la parrilla hay ideas iteligentes que podían ser exploradas (no lo dijo exáctamente así, pero creo que el apunte vale para que nos hagamos una idea).

sábado, 29 de octubre de 2011

Sintax


El circuito de New Delhi no ha supuesto obstáculo alguno para que ese aprendiz de brujo que atiende al nombre de Sebastian Vettel haya sentado sus reales, de nuevo, en esa búsqueda reiteradamente negada por él y los suyos más inmediatos, de que se mueve en una órbita diferente a la de destrozar cuanto récord encuentre a su paso.

Hoy lo tenía fácil. Lewis, después de la desafortunada idea que tuvo ayer de no acusar recibo de la doble bandera amarilla enarbolada por los comisarios de la prueba india tras el incidente de Maldonado, se la jugaba este mediodía (mañana tempranita por estos lares) a lograr como fuera la segunda posición, ya que con la penalización que llevaba encima (tres puestos), la pequeña hazaña le situaba en la zona menos empolvada del trazado en la salida —la recta de tribunas es la más transitada por monoplazas, vehiculos y personal de servicio, así que dispone de zona limpia aunque haya que buscar la goma en el centro—, saliendo mañana desde la quinta plaza y con algunos repuestos extra en neumáticos que a buen seguro le servirán de perillas durante la prueba.

El libro de la selva


Bernie tiene la facilidad de insinuar que nos lleva a cualquier parte del globo con su F1, para demostrar una y otra vez que lo que pretende es que no nos movamos de casa. Nos lleva a Turquía, un ejemplo, y no vemos Turquía por ninguna parte, sólo vemos a su amigo Tilke. Nos lleva a Abu Dhabi, y lo mismo, vemos de nuevo a Tilke. 

Bernie nos lleva a Singapur y apaga la luz de manera que podríamos estar en cualquier moderna ciudad cosmopolita sin que nos demos cuenta, porque Tilke es patrimonio del mundo, ubicuo, transfronterizo, universal y asimilable como Lagy Gaga, vivo exponente de este occidente supremo que no se siente caduco y sigue erre que erre colonizando lo que toca porque se cree el quinto jinete del apocalipsis.

jueves, 27 de octubre de 2011

Yo soy así, pues porque sí


Es la segunda vez que utilizo en este blog la canción de Calle 13 titulada Ven y Critícame. La primera vez lo hice para defender a Carlos Miquel de aquella ruindad que lo asediaba en As, y hoy lo hago para decirle a Hamilton, como hiciera la Princesa Leia a Obi Wan Kenobi: «eres nuestra única esperanza».

Si tenéis oportunidad, ponéosla para amenizar esta breve lectura. No tiene desperdicio, sobre todo la primera estrofa:
... a mi no me señales,
¡que me bajes el dedo! ¡Que no me señales!
¡Bájame el dedito ése. Ahora!

miércoles, 26 de octubre de 2011

Plan B: Michael vs. Fernando


Aprovechando que ha cambiado el tiempo —como se pudo percibir con horas de antelación gracias a mi peculiar forma de hablar durante mi intervención en GPCAST (no os la perdáis, como hombre del tiempo valgo poco, pero lo pasé en grande en compañía de Charly Barazal y Maitane Santiago)—, y que a cuenta de la entrada de ayer me sobraban algunas imágenes de Michael Schumacher, voy a continuar tirándome a la piscina, explorando hoy la posibilidad de que el año que viene, la maquiavélica mente de Bernie mueva los hilos para que se replique el combate que tuvo lugar en 2006 entre el alemán y quien a la postre terminó llevándose el título, nuestro Nano.

No me llaméis loco, al menos tan pronto. Mal que que queramos, el cupo de récords que podían batir Sebastian y su chavala azul con ruedas, ha quedado muy comprometido, y si lo que se busca es espectáculo, lo mejor es tener la manga llena de alicientes, como los buenos tahúres.

martes, 25 de octubre de 2011

El asunto Mercedes


Te despistas un poco y la lías parda. El caso es que aprovechando que por aquí arriba hoy es festivo, pretendía empaparme del sistema que Mercedes GP ha estrenado recientemente sobre su alerón delantero, para tratar de ver por dónde iban los tiros, pero me he encontrado con que hay dos versiones al respecto.

La primera, y más extendida por la red, sugiere que gracias a la abertura tradicional del morro del W02, se canalizaría aire con dirección al plano superior del alerón anterior, a través de los soportes verticales que lo unen a la nose. No es que no lo vea claro, directamente, no lo veo.

lunes, 24 de octubre de 2011

Red Bull STR7


Con la práctica totalidad del estamento técnico fuera de combate gracias a que el año que viene se prevén mejoras de rendimiento en los monoplazas, a pesar de que los escapes van a ir por lo alto y el morro reduce su altura, conviene comenzar a tirarse a la piscina por salpimentar este tedioso final de temporada.

Y digo yo, ¿qué sería del coño mundo de la F1 si no hubiese paradojas, umbrales inaccesibles, simples roturas de la norma, ecuaciones inacabadas o incluso conjeturas? Pues una castaña, para qué vamos a engañarnos, porque lo divertido de vivir la vida ésta, está, precisamente, en llevar la un poco la contraria, en ir un mucho contracorriente, y en elucubrar a todas horas como si fuésemos expertos y no diletantes, que en el fondo es lo que somos todos: legos, profanos y supuestamente entendidos.

24 horas al día


La muerte reciente de Dan Wheldon y la todavía tibia de Marco Simoncelli, me han hecho recalar en el accidente brutal que sufrió Sergio Perez en el pasado G.P. de Mónaco y en cómo de liviano nos lo tomamos, incluso los que atinamos a afinar que el mejicano se había salvado por el canto de un duro en un peligrosísimo lance que pudo costarle la vida.

También he pensado estos días, ayer mismo de nuevo y esta mañana, por supuesto, en la certeza animal que atesoro desde que cerré los ojos de mi padre, de que tarde o temprano a todos nos ha de llegar ese momento en que dejaremos de ser por siempre jamás. Para ser sincero, desde aquel lejano lunes de marzo de 2008, me aplico a diario en asimilar que vivo de prestado, procurando ser yo mismo las 24 horas del día, porque si algo quiero dejar detrás, es sinceridad incluso en la peor de mis peleas.

jueves, 20 de octubre de 2011

Siempre nos quedará París


La imagen de arriba corresponde a un video promocional que retrata a la perfección lo que ha sucedido este año y ya hay quien sospecha, visto lo visto, que podría replicarse en todos sus detalles el próximo. 

Red Bull parece no tener rival y su actual dominio es indiscutible, lo que nos sitúa ante una coyuntura bastante alejada de la promesa aquella que hizo la FIA en 2008, al respecto de que la F1 iba a buscar la igualdad, el ahorro y el espectáculo, sí o sí. Se impuso un novedoso reglamento que hacía borrón y cuenta nueva sobre el anterior; se amplió la parrilla; se... se juró sobre la Biblia que una y no más...

domingo, 16 de octubre de 2011

Pico y pala [Corea]


A los que se quejan de que en la F1 no se trabaja, les recomendaría que vieran una tras otra hasta mil veces, ese truño indigesto que ha supuesto el soporífero G.P. de Corea, porque hasta el último mono tenía cara de estar cobrando a regañadientes por lo que hacía, porque de ilusión y espectáculo automovilísticos ha habido más bien poco, por no decir nada.

Bien, vale, sí, hoy Sebastian se ha ganado un poco más los galones que se puso en Japón, aunque Lewis le jodió ayer la fiesta y aún quedan tres carreras más en las que puede ocurrir de todo. Pero sí, Vettel es una bestia parda que ha vuelto a sentar sus reales para sopor de todos, jalonando con su desmesura que el modelo de F1 que digerimos a duras penas ha tocado techo y no da para más, ya que lo que se aventura hasta que termine noviembre no es otra cosa un aburrimiento insostenible.

sábado, 15 de octubre de 2011

Capitalismo al ajillo


Visto cómo anda de guapo el circuito de Yeongam, lo curradita que está quedando la ciudad que previó con ojo de lince a su alrededor Herman Tilke, lo chulos que dicen los periodistas que son los servicios anexos, desde hoteles a barbacoas, y manteniendo el rabillo del mi ojo izquierdo enfocado en Barhein, se me ocurre que como no andemos listos, Bernie nos va a colocar un Gran Premio en Afganistán como el de India funcione razonablemente, total, queda casi al lado y el transporte en avión estaría sujeto a rebaja.

La idea no es tan descabellada como parece, a fin y a cuentas, Ecclestone va haciendo las américas, que se decía no hace mucho, a su manera, haciendo camino al andar, improvisando, vamos, vendiendo motos como quien vende frigoríficos a los esquimales, pero colocándolos, vamos, cerrando negocios, vaya.

Demonios


Me he acercado a Las Arenas para visitar a los amigos y recoger el material que puntualmente me guarda Miguel. En el trayecto de vuelta, mientras leía los editoriales de Manuel Vega y los artículos de opinión de Eloy Entrambasaguas de los dos últimos números de Grand Prix Actual, a falta de meter mano a sus interiores tras el breve paso de puntillas que he realizado por ellos, no me he podido quitar de la cabeza ni la moñada de Vettel observando puntillosamente ese artilugio del maquillaje (Adrian dixit) que hoy le ha quitado la pole, ni la cara seria que tenía Lewis después de haber roto la magia y el previsible enésimo récord de Sebastian durante este año.

Como esta tarde pretendo hablar del patatal coreano de Bernie por aquello de ir poniéndome al día, voy a echar el ratito matinal a cuenta de la monserga (me lo parece, lo siento) de que Hamilton está descentrado con tanto viaje como realiza para estar con Nicole.

jueves, 13 de octubre de 2011

Rada


Entre pitos y flautas (hacía mucho que no utilizaba este coletilla para la zambullida), me estaba poniendo en mediados de octubre sin cubrir mi cuota de entradas mensuales y he sentido que había que remediarlo, no fuera a ser que me haga viejo sin notarlo.

Es jueves y mañana da comienzo el G.P. de Corea. Parece que no hay nada en juego después de que Sebastian se haya calzado su segundo campeonato mundial, pero a pesar de que las salmodías siguen erre que erre, el alemán se juega mucho y sus rivales otro tanto, porque en esta apuesta de ganar o caer derrotado en cada carrera, cada prueba cuenta.

domingo, 9 de octubre de 2011

Saturno devorando a sus hijos [Japón]


Conozco demasiado bien a ese tipo de gente que dice amar a sus hijos mientras los exprime hasta la cáscara. Personas de carne y hueso que falsean sus pecados mientras confiesan los de los demás por aquello de enfatizar su enorme humanidad. Que dispensan regalos envenenados para que la gente sepa de su generosidad, sin que les importe un pimiento que la hiedra que han plantado con su manos acabe por ahogar el retoño que nació de sus entrañas, al que visto lo visto le habría resultado mejor haber amanecido a la vida en otras más entrañables y cálidas...

Amor del bueno y amor ponzoñoso. Sencillo binomio que reduce y compila la extensión horizontal y vertical del mundo. Y aquí que entra Vettel, coronándose entre sollozos como el bicampeón más joven de la historia, en una carrera que ha perdido pero que debería haber ganado, obteniendo 17 puntos más de los que necesitaba a falta de cuatro pruebas que lo rubricarán como un fenómeno.

jueves, 6 de octubre de 2011

¡Abracadabra!


Comentan los ingleses que Byrne ha visitado Maranello para decir a la gente de Ferrari que son unos perfectos inútiles, y me asalta la duda de si se puede echar tanto de menos a Aldo Costa ahora que el italiano se nos ha ido a Mercedes y en la sede de La Scuderia se toma té a las cinco de la tarde, como manda la ortodoxia isleña.

Avezado vagabundo de fronteras, acostumbrado a discriminar entre la hierba el aroma de la boñiga y la madreselva, bajo la falda del reino sacrosanto de los bulos que bendicen los cielos cuando hay poco de qué hablar, intuyo a una deidad bárbara levantando su cayado para abrir las aguas bajo sus pies, como hiciera el hebreo Moisés, y bendecir después la corona de la excelencia británica mientras escupe a los cuatro vientos mil maldiciones sobre el enemigo eterno que serán recogidas por los que nunca han entendido una palabra de magia.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Habemus récord


Si Jenson Button no lo remedia —que me juego el brazo con el que dibujo a que no lo va a poder hacer (lo del brazo es un decir, por favor no me lo toméis al pie de la letra)—, este próximo domingo, Bernie Ecclestone tendrá en sus manos un nuevo icono con el que vender al mundo su versión de la F1: un bicampeón jovencísimo y mediático a más no poder.

Fernando era joven pero no quiso resultar mediático. Kimi no era mediático ni joven. Lewis perdió el tren de la juventud, aunque a mediático nunca le ha ganado nadie. Jenson sigue siendo mediático, pero no joven...

sábado, 1 de octubre de 2011

Mininos en la sombra


A falta de poder concluir la tanda de los epsiodios Enigma dedicados al RB6, mientras hacía ilustraciones y composiciones para portadas como la que abre esta entrada, que os muestro esta tarde de sábado por matar un poco el rato y para que os dé pena y me sigáis dispensando esa infinita paciencia que me otorgáis a diario, se me ha ocurrido sacar la cabeza del zulo para brujulear un rato, y del coscorrón que me he dado estoy que no me levanto.

Los compis de Hamilton no han tenido mejor ocurrencia que someter a juicio la forma de conducir del británico, vamos, que los plebeyos han decidido cortar los cabellos del único tipo que ofrece espectáculo en estado puro sobre el asfalto, y pienso en que al final Lewis va llevando camino de tener razón en aquello de que le atizaban por negro.