viernes, 3 de julio de 2009

La cocina del infierno


El desfallecimiento de Jenson Button durante la disputa del pasado Gran Premio de Inglaterra tiene una lectura a la que nadie se ha atrevido.

Rubens Barrichello fue rescatado de la jubilación por Ross Brawn por su idoneidad para poner a punto los vehículos, por lo tanto, podemos barruntar sin temor a errar que el brasileño conoce lo que su compañero británico desconoce, o lo que es lo mismo, que Rubens sabe lo que Jenson no. En este orden de cosas, y puesto que tenemos a la vuelta de la esquina lo que ocurrió en McLaren alrededor de la figura de Fernando y hace relativamente muy poco, no sería muy descabellado pensar que Barrichello ha optado por combatir a su coéquipier desde dentro y con las pocas armas que le quedan a mano.

Saber cómo equilibrar un monoplaza, hacerlo más competitivo de lo que ya es, ofrece un escenario perverso pues delata que se conoce la manera de desequilibrarlo o de hacerlo menos eficiente. Aquí creo que entra Rubens. El compatriota de Senna se ha curtido al lado de uno de los mejores pilotos del mundo (el Kaiser será lo que sea, pero a poner a punto un hierro le ganaban muy pocos), y ha aprendido la lección, las numerosas lecciones, para ser exactos, a base de asumir dónde llega un piloto y dónde se queda. Independientemente de sus aptitudes conocidas (deben ser muchas dado el empeño de Ross en rescatarlo del ostracismo), hay que reconocer en Barrichello una dilatada experiencia y una contrastada solvencia para sobrevivir en caldos de cultivo adversos, que lo hacen enemigo peligroso para un tipo que desconoce los rudimentos técnicos de su negocio, en este caso, Button.

Dicho esto, quien sabe a qué tecla dar, sabe también que quien la desconoce no podrá acertar a darla salvo por chiripa, y me temo que Rubinho ha comenzado a jugar al gato y al ratón con su compañero de escuadra, debido, entre otras cosas, a que en Brawn GP hace tiempo que lo han desestimado como posibilidad, relegándolo a un puesto de segundón cuartelero, sombra si se quiere, perdedor de todas todas.

Tengo un cariño especial por este tipo porque ha sido legal incluso en los momentos más adversos, cuando la efigie de Michael Schumacher debía ser preservada a toda costa, por no mencionar el deambular por el desierto con la cabeza bien alta durante la etapa Honda. Le creo y le quiero a mi manera, y por ello veo con buenos ojos que pueda mostrarse algo levantisco aunque le reconozco buena parte de culpa en lo que le rodea. Jenson también me gusta, lo he dejado escrito varias veces en este blog, pero no me molesta que su compañero pueda estar ejerciendo de su némesis inevitable en un mundo en el que prima la dentellada rápida, en el que la diferencia existente entre un piloto completo y el que no lo es puede derivar en aberraciones como las vividas en el seno de McLaren durante 2007. Y es que veo a Rubens un poco como a Fernando, buscando su sitio, reivindicándolo, peleándolo a brazo partido, y lo alabo porque cada uno lucha con lo que tiene, y Barrichello se tiene a sí mismo, y tiene a su favor el conocimiento del coche, que no es poco. Y el hambre de victoria, que a su edad no es nada desdeñable.

Si es como pienso, me alegro por el derrotero abordado por Rubinho, porque creo que terminaremos ganando todos.

6 comentarios:

David dijo...

No estaría mal que acertaras. Barrichello no me gusta mucho, se ha ganado a pulso hacer de segundo y creo que al final todo jugamos las cartas que nos tocan y él las ha jugado para ser un buen piloto de segunda clase. Me viene a la cabeza Coulthar, y él lo supo llevar mejor. Pero me gusta tu enfoque.
Salu2

Anónimo dijo...

Por mi que joda a Button, pero no me parece bueno ni notable, es uno del montón con un cohete. ¡Así cualquiera!

csm dijo...

Hola Jose;P
Siempre se te ha visto que "pierdes pie" con Barrichello XDDDD. Me parece un tipo muy simpático pero creo que ha ido dejando pasar muchas oportunidades, por una u otra razón. Button, está demostrando que, a igualdad de coche, es más rápido.
Aún así, tiene mucho mérito mantener la ilusión después de tantos años.
Un besote

Orroe dijo...

Hola a todos ;)

David ;) Rubinho me parece un tipo estupendo al que la historia no ha tratado como merecía, y me alegro de que desde dentro de BGP pueda estar intentando levantar la cabeza ;)

Anónimo ;) Rubens tiene una trayectoria que algún día hará falta recordar. Pena que pillara a Schumi por medio XDDD

Concha ;) Sí, pierdo pie por él XDDDDDDD, y me alegro de que siga manteniendo la ilusión, porque ello demuestra que no estoy tan equivocado :P

Un abrazo a todos

Jose

Tadeo dijo...

Hay cosas que no cuadran, y creo que esta historia es mas que coherente. Rubinho no creo que siga el año que viene, y si encima de renunciar a la mitad de su sueldo, le hacen trabajar de manporrero, su salida está cantada.

Saludos

Orroe dijo...

Buenos días, Tadeo ;)

Sí, a mí también me parece que con esta perspectiva las cosas encajan mejor :P

Un abrazo

Jose